El Cementerio General de Quetzaltenango se encuentra sobrepoblado. De acuerdo con los registros, se estima que hay unas 350 mil personas inhumadas en el lugar.

Se estima que del 30 de octubre al 2 de noviembre el cementerio general lo visitará un promedio de 50 mil a 70 mil personas.

Por Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

El cementerio general fue fundado en 1870, pero los libros dan cuenta que la primera inhumación efectuada fue en 1871, un espacio en ese lugar costaba entre 100 y 300 pesos. Después, cuando la moneda cambió, cada lugar tenía un costo de entre 15 y 30 quetzales dependiendo de las medidas.

La municipalidad vendió el último espacio el 21 de agosto de 2017 a un costo de Q476. “Ya no tenemos más áreas para enterrar a la gente, todo está lleno, incluyendo La Loma, el primer cementerio, la primera ampliación y nichos municipales”, comentó Obdulio Morales, administrador del camposanto.

De acuerdo con Morales, es urgente que las autoridades comiencen a plantearse la posibilidad de buscar un área para la construcción de una nueva necrópolis, pero mientras eso sucede, lo que se ha propuesto a los propietarios de los nichos es que realicen las exhumaciones para tener un lugar en donde depositar los restos de sus difuntos.

“Hay familias que tienen nichos de cinco cajoneras y desafortunadamente deben hacer uso de una, lo que deben hacer es la solicitud de exhumación; se les autoriza si los cuerpos depositados en esos lugares ya tienen como mínimo seis años, caso contrario no se les puede dar el permiso”, explicó el administrador.

Ante la sobrepoblación en el recinto, la administración presentó un plan alterno, el cual consiste en la construcción de 25 mil nichos en la orilla del sector conocido como La Loma, que cuente con reglamentación, además de las exhumaciones en nichos municipales.

“Se envió la propuesta de la primera fase para sacar 25 párvulos (cadáveres infantiles) y 50 adultos, con tal de dejar vacios esos espacios, pero hasta ahora no se pueden disponer porque el alcalde y el Concejo no han realizado la aprobación de la propuesta”, explicó Morales.

Aunque hay informes de auditoría que destacan que existen familias que no han efectuado los pagos respectivos y muchos ya no viven en esta ciudad, no se puede realizar la expropiación de los lotes, medida que podría beneficiar a quienes no cuentan con un espacio propio para darle sepultura a sus parientes.

“En su momento se contempló la expropiación, pero la Procuraduría General de la Nación indicó que no era lo adecuado porque las autoridades municipales de alguna manera han realizado la venta de los lugares”, destacó el entrevistado.

Elaborar un catastro

En busca de una solución rápida, la administración del cementerio ha solicitado el catastro y cotejo de los nichos.

“Se registrará panteón por panteón, en todo el cementerio para saber a quién le pertenece, los datos que se recaben se confrontarán con los libros, se verificarán cuántas cajas hay construidas y cuántos están en terrenos baldíos”, enfatizó Morales.

Mueren más hombres que mujeres

Los archivos también dan cuenta que hace unos 15 años, la mayoría de personas inhumadas fallecía por enfermedad común o muerte natural; actualmente, la mayoría es por accidentes de tránsito y la violencia.

Al mes se entierra un promedio de 80 a 90 personas, el 60 por ciento son personas de la tercera edad (60 años en adelante), el 20 % comprende las edades de 30 a 50, y el 20 % restante son menores de edad, además se puede observar que al mes fallecen más hombres que mujeres.

Se estima que del 30 de octubre al 2 de noviembre el cementerio tendrá un promedio de 50 mil a 70 mil visitantes.

Hallazgos de auditoría

Recientemente, la Auditoría Interna Municipal hizo una verificación en el traspaso de títulos en el cementerio general y descubrieron nueve hallazgos, por esa razón se recomendó la implementación de procesos y requisitos para los trámites que se realizan en el camposanto, una recomendación similar se proporcionó en 2016. 

1.- Construcción y venta de terreno no autorizado en propiedad del Cementerio General Municipal (CGM)

Se localizó una venta de terreno no autorizada, en la que se vendió un espacio de 45 centímetros al propietario de un nicho, lo que permitió al propietario ampliar su construcción, el responsable de la venta fue el administrador Obdulio Morales. 

2.-Falta de base de datos de propietarios de nichos

De acuerdo con la auditora Carmen Juárez, los registros se encuentran en los libros de las propiedades del Cementerio General Municipal, los cuales debe consultar el personal; se carece de una base de datos digital, algunos libros están deteriorados, situación que motivó el catastro y la posterior digitalización de la información.

3.- Deficiente control interno en el ingreso y egreso de los documentos en la oficina del CGM

Según el informe de auditoría, las solicitudes de traspaso que ingresan a la oficina del Cementerio General no se registran en libros o de forma digital, lo que ha ocasionado la pérdida de algunas páginas en el libro de registro de inhumaciones. 

4.- Falta de fluidez para emitir dictamen en dirección jurídica en los expedientes de solicitud de traspaso de título de propiedad del CGM

El informe da cuenta que, en julio de este año, la Dirección Jurídica Municipal tenía 39 solicitudes de traspaso de títulos de propiedad pendientes de resolver desde el 2017. 

5.- Falta de emisión de informe de ingresos generados

En este hallazgo la auditoría señala que se carece de un informe mensual de los ingresos generados en el cementerio, en lo que corresponde a trámites de reposición o traspaso de títulos y construcción de nichos de emergencia.

6- Inconsistencia en la revisión de documentos y acuerdos emitidos relacionados con traspaso de terrenos

La auditora interna recomendó que se informe sobre los datos de los nichos en los que se realiza el traspaso de título, así como de las inhumaciones y exhumaciones.

7.- Deficiencia en la emisión de títulos de propiedad

Los títulos de propiedad del cementerio que se emiten en la oficina de este lugar no cuentan con la numeración respectiva, además carecen de autorización de la Contraloría General de Cuentas.

8.- Falta de requisitos aprobados y autorizados para el traspaso de títulos de propiedad

La auditora Carmen Juárez reveló que los requisitos para trámites de traspaso del título de propiedad del cementerio, todavía no han sido autorizados por la comuna, lo que significa que el costo de traspaso de títulos de Q184 es ilegal.

9.-Incumplimiento a las recomendaciones de auditorías anteriores

De acuerdo con la auditoría interna en 2016, se puso de manifiesto la falta de un reglamento para el Cementerio General de Xelajú, además de la carencia de un reglamento interno, la recomendación no fue acatada.

Al mes se entierra un promedio de 90 personas.

El 60 por ciento son personas de la tercera edad.