Cuatro reos, quienes guardan prisión en la Granja Penal Cantel de Quetzaltenango, tenían en su poder droga y celulares, los cuales eran utilizados para extorsionar a empresarios y pilotos del transporte extraurbano en el occidente del país, de acuerdo con las autoridades policiales.

Tras una requisa realizada por personal de la División Nacional contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas (DIPANDA) de la Policía Nacional Civil y el Sistema Penitenciario en las celdas de dicho centro carcelario se logró individualizar a los internos y se incautaron dos celulares, tres tarjetas SIM de una compañía telefónica y cinco bolsas con cocaína.

Tras el operativo, informó la Policía en un comunicado, se puso a disposición de juez competente a David Quinteros López, alias “el Tijeras”, de 46 años; Carlos Fernando Hurtado Quiroz, de 27; Tomás Morales Pérez, de 31, y Aníbal Méndez de León, de 41. Ellos serían los responsables de coordinar constantes amenazas de muerte a transportistas en el occidente con la finalidad de obtener dinero.