Estar preparados en caso de que se pueda dar un atentado en el Hospital Regional de Occidente (HRO) es el objetivo de las autoridades de salud, por lo que crearán un área segura dentro del centro asistencial.

Tras una evaluación se determinó que el lugar más adecuado para dicho espacio seguro es el área de Rayos X, cerca de la Emergencia, donde se instalarán puertas blindadas en los próximos días. “Lo vemos como un concepto de gestión y riesgo, no sabemos cuándo habrá un terremoto pero debemos estar preparados, lo mismo pasa aquí, no sabemos si habrá un atentado en el hospital pero debemos estar preparados y necesitamos área seguras”, explicó Giovanni Ortega, director del HRO.

El espacio de Rayos X es adecuado para resguardar de 100 a 150 personas, y de acuerdo con el protocolo de Gestión de Riesgos, la prioridad para su uso se le da a los trabajadores.

Cada puerta tiene un costo aproximado de Q50 mil y el proyecto se realiza con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud.

Ortega agregó que este proyecto se trabaja también con otros dos hospitales del país, el Roosevelt y San Juan de Dios de la capital.

Gerardo Escobar, usuario del centro asistencial, indicó que toda medida que ayude en la seguridad es positiva, “pero se debe contemplar también el resguardo de los pacientes”, refirió.

Compartir