La Red departamental de Hombres dio a conocer durante un conversatorio que más de 100 hombres han sido víctimas de violencia intrafamiliar, sin embargo los casos no son denunciados debido al “qué dirán”.

Por: Mirna Alvarado

Este martes se conmemora el Día Internacional del Hombre por lo que la Red de Hombres que apoya la Red de Mujeres Indígenas y otras organizaciones que velan por la erradicación de la violencia contra la mujer, realizaron un conversatorio.

La actividad fue aprovechada para plantear que durante los procesos de sensibilización realizados en el departamento para lograr una sociedad con equidad de género, se encontraron con un aspecto poco hablado en las comunidades, debido a la vergüenza o al temor al “qué dirán”.

“Hemos conocido 135 casos de hombres víctimas de violencia en todo el departamento, aunque creemos que hay un subregistro porque pocos se atreven a hablar”, señaló Jaime Ajtún de la Red de Hombres.

En la mayoría de estos casos, los hombres son víctimas de sus esposas de forma directa, otros son violentados por la cónyuge y sus familiares, “La violencia psicológica y económica es la más frecuente, le sigue la violencia física”, acotó Ajtún.

De acuerdo con la investigación realizada por la Red de Hombres, los varones agraviados también sufren de discriminación de parte de la comunidad.

“Una vez se sabe que son víctimas de algún tipo de violencia, sus familiares y vecinos comienzan a rechazarlos o a hacerles una especie de bullying (Acoso físico o psicológico al que someten, de forma continuada), esa es la razón por la que se abstienen de denunciar”, resalto Ajtún.

La investigación revela que los casos de violencia contra hombres provienen de los municipios de Coatepeque, Cajola, Cabrican, Flores Costa Cuca, El Palmar, San Juan Ostuncalco y Zunil.