En el Tribunal de Mayor Riesgo, se dio inicio a la etapa intermedia en el caso que se sigue en contra de exfuncionarios de la Municipalidad y Contratistas, el Ministerio Público debe de reafirmar las acusaciones y presentar todos los elementos de prueba.

Por: Redacción

Durante la audiencia la agente fiscal del Ministerio Público (MP) expuso que se cuenta con las pruebas necesarias para establecer que en la Municipalidad de Quetzaltenango existió una supuesta estructura conformada entre los exfuncionarios y empresarios.

De acuerdo con el MP, la organización estaba dirigida por el exalcalde, Jorge Rolando Barrientos Pellecer (Mito), el ex síndico Carlos Illescas y su madre María Elisa López Ixtabalan figuraron como intermediarios entre funcionarios y constructores en tanto que los concejales Carlos Prado y Maximiliano de León junto al ex síndico Carlos Pereira eran los operadores del ex alcalde.

Según la acusación del MP, los exfuncionarios y contratistas acordaron obtener un porcentaje por cada proyecto adjudicado, los constructores prestaban documentación para beneficiar a las empresas vinculadas al colaborador eficaz, Jorge Ernesto Palomo a cambio recibían una gratificación, la acusación da cuenta que obtuvieron beneficios por la ejecución de 135 obras.

Durante la audiencia el juez de mayor riesgo, Hugo Escalante, pidió al MP que entregara la información y documentación completa, pues hasta ahora está siendo a “cuenta gotas”, situación que perjudica la defensa de los acusados.

Ante el llamado de atención del Juez, en los próximos días de audiencia que corresponderán a esta etapa el MP deberá llevar los discos duros embalados para sustraer la información que sustentan su acusación.

Le dan proceso abreviado
Otro de los acusados era Mario César Pacay, quien durante la administración del ex alcalde Barrientos, estuvo a cargo del Departamento de Compras de la comuna de altense, sin embargo no será parte del grupo de exfuncionarios que enfrenta la etapa intermedia del proceso.

La fiscalía del Ministerio Público (MP) dio a conocer que Pacay no estará vinculado a la etapa intermedia porque resolverá su situación jurídica por medio de un procedimiento abreviado.

El procedimiento abreviado consiste en que el sindicado admite haber cometido los hechos que le impute el ente investigador, aunque técnicamente no admite culpabilidad, “puede cometer un hecho que puede ser calificado o no como delito”, se dicta la sentencia que defina el juez a cargo, la cual puede ser conmutable.

Pacay fue ligado a proceso penal por el delito de cohecho pasivo en forma continuada, el MP le señaló de haber recibido tres cheques con un total de Q34 mil, producto de prebendas por facilitar los procesos a favor de los exfuncionarios y constructores.