Justo un mes antes de la Navidad, arrancaron en el Hospital Regional de Occidente las tradicionales posadas.

Como ya es una tradición, los Santos Peregrinos han iniciado su recorrido por los diferentes departamentos del centro asistencial, como parte de las festividades navideñas.

El primer lugar en abrir sus puertas a José y María fue el área de Bodega, lugar al que ingresaron acompañados de trabajadores de las diferentes áreas, quienes entonaron el tradicional canto para pedir posada. En esta primera posada se contó con la marimba Teclas Doradas.

 

“En cada lugar compartimos la Palabra de Dios y una refacción, que nos viene a unir a quienes laboramos aquí”, expresó sor Socorro Reyes, de la Pastoral Hospitalaria del HRO, encargada de esta tradición.

Las posaditas finalizarán el 23 de diciembre en el área de Pediatría.

“Este es un momento especial para todos los que trabajamos aquí, para nuestros pacientes y familiares. Es un tiempo de preparación a la Navidad, para celebrar el nacimiento del hijo de Dios”, apuntó Reyes.