“Por un ambiente sano y limpio” es el nombre de la campaña que realiza la delegación departamental de Medio Ambiente (MARN), de cara a las fogatas que se prenden el 7 de diciembre.

Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

La noche del 7 de diciembre de cada año, suele realizarse la llamada Quema del Diablo, es aprovechada por la población para quemar basura.

Ante eso, el MARN con el apoyo de Santa María ONG, han lanzado una campaña de sensibilización con la que buscan disminuir esta práctica, la campaña impulsa dos mensajes, “No a la quema de basura” y “Celebremos con responsabilidad”, Leonel Estrada técnico del MARN, señala que la tradicional quema del diablo no solo genera contaminación ambiental, sino que pone en riesgo a la población, pues muchas veces las fogatas se salen de control.

“Esta mala práctica genera fotos de contaminación por la emisión de CO2 en la atmósfera, aunque en la ciudad de Quetzaltenango estas fogatas han disminuido, en los municipios se sigue realizando”, indicó.

Estrada recomendó a la población no participar de esta tradición, de hacerlo que sea de manera responsable, “los adultos deben supervisar el fuego, no permitir que los niños se acerquen mucho, además de mantener siempre el control, para evitar incendios que repercutan en tragedias”, acotó.

Esta campaña también incluye que el personal de la División de Protección a la Naturaleza (Diprona) de la Policía Nacional Civil y técnicos ambientales permanezcan en alerta para realizar verificaciones la noche de este sábado 7 de diciembre.