Éste sábado, en el parque Benito Juárez, zona 3 de Xela, se instaló la taza de Avena Mosh Quaker más grande del mundo, la cual tiene una altura de 3 metros. 

Por José Racancoj

De esta manera se rompió un récord mundial, el cual anteriormente estaba en manos de Polonia. La instalación la realizó Quaker, que, como parte de este evento, entregó un total de 45 mil 500 porciones de avena mosh con Nutremás a la población altense y de la región que se acercó al parque. 

Pero, ¿cuál era el fin esencial de esta actividad? Más allá del récord, Quaker impulsa el movimiento #PorcionesDeNutrición, con el cual se pretende prevenir la anemia. 

“La anemia es un problema silencioso y latente en el país y que, al igual que la desnutrición crónica, está impactando la vida de la niñez guatemalteca, ya que el 40 por ciento de los niños menores de cinco años tiene anemia”, señala Quaker en un comunicado. 

Randy Herrera, gerente de marca Quaker para Caribe y Centroamérica, dijo que Xela es la segunda ciudad a donde se lleva la iniciativa #PorcionesDeNutrición. 

Durante el evento se anunció que Quaker estará donando avena mosh Quaker con Nutremás por un año escolar a más de 200 niños y niñas que son beneficiarios de Fundap. El producto se entregará a niños entre 6 meses y 5 años, que se encuentran en recuperación nutricional y son atendidos por Fundap en Telená, La Cumbre, Los Alonzo, Olintepeque, San Juan Ostuncalco y San Martín Sacatepéquez.