A pocos días de que entregue el cargo, el presidente Jimmy Morales insiste en la compra de los aviones argentinos Pampa II.

Por José Racancoj

El Ejecutivo envió al Congreso de la República un oficio donde pide que se apruebe el Acuerdo entre Guatemala y Argentina para la compra de los dos aviones. Dicha misiva es firmada por el mandatario y por la ministra de Relaciones Exteriores Sandra Jovel.

En el documento enviado al Legislativo, se señala que el fin de este acuerdo es “contribuir al fortalecimiento de las capacidades aéreas del Estados de Guatemala, para el resguardo de la soberanía e integridad del territorio ante nuevas amenazas”.

La compra de estas aeronaves, producidas por la estatal Fábrica Argentina de Aviones, ha sido cuestionada desde el principio. En julio pasado, Morales viajó a Argentina para concretar la compra de los Pampa III, que le costarían al país unos Q215 millones.

Sin embargo, dicha adquisición tuvo que ser suspendida luego de una advertencia de la Contraloría General de Cuentas.

“Hay algo oscuro”
El procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, crítico la insistencia de Morales en la compra de los aviones argentinos “me da la percepción de que hay algo oscuro, porque es una insistencia sin sentido comprar Pampa III, cuando no son prioridad. A veces Guatemala debe recurrir a préstamos para el tema de nutrición, es incoherente. No es sano para el país la compra de las aeronaves”.