La tarde de este sábado 14 de diciembre, socorristas de Bomberos Voluntarios fueron llamados a la 8a. calle de la zona 2, en cercanías del Monumento a la Marimba, de donde trasladaron a dos personas con heridas de bala hacia la emergencia del Hospital Regional de Occidente (HRO).

Por: Mirna Alvarado

Las primeras investigaciones dieron cuenta que se trató de un incidente armado protagonizado por agentes de la PNC cuando intentaban capturar a un presunto extorsionista, sin embargo, testigos manifestaron que la razón del enfrentamiento fue otra.

Las víctimas, fueron identificados como Manuel Efraín Galicia Arango, de 39 años y Alexander Galicia Monzón, 19, padre e hijo, según se indicó.

Después del hecho, el gobernador Julio Cesar Quemé se presentó al lugar, donde manifestó que testigos dijeron que todo comenzó cuando un picop, sin placas de circulación, se condujo contra la vía, lo que provocó que varios taxistas que se encontraban celebrando un convivio, reclamaran a los ocupantes del vehículo, lo que provocó el enfrentamiento.

“Inicialmente se nos informó que las personas que viajaban en el picop son agentes de la División Especializada en Investigación Criminal (Deic), que perseguían a un presunto extorsionista con orden de captura”, dijo el Gobernador.

“Las indagaciones continúan para establecer como se dieron los hechos, si los heridos (taxistas) pretendían ocultar al presunto delincuente o si se trata de una acción aislada”, agregó.

Por otro lado, la PNC informó en sus redes sociales que cuatro hombres fueron detenidos, en el incidente que consideraron “un atentado en contra de investigadores de la Subdirección General de Investigación Criminal (SGIC)”.

“Tenemos entendido que al notar que el picop circulaba contra la vía un grupo de taxistas al parecer bajo efectos de licor lanzaron piedras y demás objetos contundentes a la unidad policial, los detectives de PNC se bajaron del carro, intentaron establecer el orden, pero fueron atacados con puñetazos, puntapiés, piedras y palos e intentaron quitarles el equipo y en el forcejeo uno de los taxistas resultó lesionado con arma de fuego”, detalló el gobernador.

De los capturados
Entre los cuatro capturados se encuentran dos agentes policiales identificados como Byron Daniel Ochoa y Francisco Palacios, supuestamente participaron del confuso incidente. Las autoridades continúan con las indagatorias para determinar quién fue el responsable de herir a los taxistas.

Al lugar acudieron elementos de la Inspectoría General de la Policía Nacional Civil, en tanto que los detenidos fueron trasladados al Centro Regional de Justicia, no se reportaron agentes heridos con arma de fuego y tampoco se dieron detalles sobre la identidad y paradero del presunto extorsionista que seguían.