Empresa Municipal Aguas de Xelajú (EMAX) mantiene una mora de Q23 millones 675 mil 594.36 con la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ), por el suministro de electricidad a las 37 bombas de los pozos que abastecen a la ciudad.


Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

El director de la EMAX, Juan Carlos Cifuentes, solicitó al Concejo Municipal la exoneración de la deuda de más de Q23 millones que se tiene con la EEMQ. “Pedimos que se considere la petición o que se busque una solución viable”, expresó Cifuentes.

Los más de Q23 millones contemplan no solo la deuda por suministro de electricidad en los pozos de agua, sino también el consumo que se genera en el edificio de esa dependencia municipal. “Prácticamente, la Empresa Eléctrica está subsidiando a la EMAX, por eso queremos que se dé una solución a este problema, de cara a la llegada del nuevo Concejo Municipal”, refirió Cifuentes.

De acuerdo con el director de la EMAX, la deuda viene desde el año 1995 y hasta julio de 2019, se sumaron los Q23 millones 675 mil 594. 36, por esa razón en el petitorio Cifuentes estableció la posibilidad de pagar Q2.2 millones este año.

“Esperamos que nos permitan pagar un millón más el siguiente año y si el consumo es más que se pueda exonerar el faltante”, explicó Cifuentes.

Desorden
El concejal Roberto Soto indicó que esta situación puede deberse a un desorden administrativo, ya que tanto en la contabilidad de la EMAX como de la EEMQ mantienen vivos los reportes de deuda.

En tanto que el síndico I, Julián Elizondo planteó que se pidiera opinión al Departamento Jurídico para establecer si es o no viable que una dependencia municipal le deba dinero a otra dependencia municipal.

“Se debe considerar si es correcto o no que las dependencias mantengan deudas entre sí”, aseveró Elizondo.

Ante lo expuesto por los integrantes del Concejo Municipal, el alcalde Luis Grijalva optó por retirar el punto y trasladar el expediente a la oficina de asesoría jurídica.