El Concejo Municipal de Quetzaltenango, aprobó a finales de noviembre un acuerdo donde establece la reubicación de las ventas de pirotecnia, pero un operativo realizado en el mercado la democracia reveló que los comerciantes no tienen intención de moverse de sus lugares habituales.

Por: Mirna Alvarado

Las autoridades designaron que las ventas de juegos pirotécnicos y cohetillos se debían instalar a partir del 20 de diciembre de 2019, sobre la 14 avenida y 14 avenida A, entre la 3a. calle y 2a. calle, zona 3, donde se supone sería un paso peatonal, sin embargo, algunos comerciantes se colocaron la semana pasada sobre la 2a. y 3a. calle entre 15 y 16 avenida dentro del mercado la Democracia.

“Lo que se pretendía con esta ordenanza municipal era la separación de las ventas de cohetillos con las demás, de esa manera evitar cualquier foco de riesgo”, dijo Hugo Urizar de la Dirección de Gestión Riesgos de la Municipalidad.

Además de ello asegurar que los lugares donde se ubiquen las ventas puedan ser accesible para las unidades bomberiles.

Los vendedores manifestaron no conocer las nuevas disposiciones de las autoridades, pero reconocieron que plantearon un amparo para evitar ser retirados del lugar en el que deliberadamente se colocaron.

“Encontramos a 11 vendedores de pirotecnia ubicados en lugares restringidos, se procedió a advertirles que de continuar en el lugar se les decomisará el producto”, agregó Urizar.

“Coloque mi puesto aquí porque colocamos un amparo para no ser retirados, es una medida que utilizamos en años pasados, además no sabía de las nuevas restricciones de la municipalidad”, dijo el vendedor Oscar López

Los vendedores han utilizado el método del amparo para evitar ser trasladados a otro lugar, esta medida les funciono en 2017 y 2018, con ello lograron evadir las ordenanzas municipales.

Durante el operativo de prevención, participaron Gobernación Departamental, personal de la Dirección de Atención al Consumidor DIACO, Gestión de Riesgos, Bomberos Voluntarios y personal de anti explosivos del Ejército de Guatemala.

Luis Grijalva alcalde municipal indicó que hasta ahora no han sido notificados del amparo que mencionaron los comerciantes, razón por la que continuarán con las acciones pertinentes para que los vendedores cumplan con la ordenanza.

“La fase de advertencia ya pasó, ahora lo que viene es la fase de decomiso, esta semana se va a continuar con las verificaciones y como ya están sabidos tendremos que actuar”, dijo el director de Gestión de Riesgos Hugo Urizar.