El arranque del ciclo escolar 2020 fue atípico para los estudiantes del Instituto Normal para Varones de Occidente (INVO), pues por primera vez lo inician lejos de su histórico edificio ubicado en la zona 1 de Xela.

Por José Racancoj

Desde el año pasado, los alumnos del INVO ocupan instalaciones del Ministerio de Economía, en la zona 3 altense, cerca de la terminal Minerva, debido a que la infraestructura del edificio en el que siempre se han ubicado esta dañada y en medio de un proceso de restauración, que de hecho aún no inicia.

En los campos de las instalaciones que los albergan, los jóvenes del nivel básico del INVO le dieron la bienvenida a este nuevo ciclo, en el que se esperan completar 200 días efectivos de clases.

Juan Pablo Ixcot, director del INVO básico, refirió que habían “sentimiento encontrados” por inaugurar el ciclo escolar lejos “de la verdadera casa”, pero se mostró agradecido “por tener unas instalaciones adecuadas para atender a los jóvenes”.

El director agregó que el tiempo que ocupen este espacio podría ser ampliado por más tiempo.

Ixcot refirió que actualmente hay inscritos más de 200 alumnos, pero aún no se llega a la meta establecida, “las inscripciones están abiertas todavía durante este mes”, refirió.

El edificio del INVO, en la zona 1 de Xela, requiere ser restaurado.