Con la voz quebrada y con poca audiencia, el alcalde Luis Grijalva se despidió de los empleados municipales y de los representantes comunitarios.

 

Por: Mirna Alvarado

Durante la sesión extraordinaria de este lunes el Concejo Municipal recibió por mayoría el informe anual de labores del alcalde municipal, a la reunión acudieron en su mayoría empleados municipales, pocos representantes de los consejos de desarrollo comunitario y la notoria ausencia de los sectores empresariales.

El todavía alcalde de Quetzaltenango, resaltó durante su alocución el aumento de la recaudación de arbitrios municipales, el contrato con el INDE y el aumento del aporte constitucional.

“Para el próximo gobierno habrá un aumento del aporte del gobierno central, gracias a que logramos aumentar la recaudación”, dijo.

De acuerdo con el jefe edil, solo hay dos formas para aumentar el aporte de gobierno, una es la eficiencia en la captación de recursos y la segunda es el aumento en la ejecución de proyectos, la primera fue la que hizo que el gobierno central aprobara el aumento del aporte constitucional que recibirá la comuna quetzalteca.

“Agradezco a mi esposa Handy porque estuvo siempre conmigo, en los momentos difíciles, al concejo municipal por su apoyo y a toda la población por su paciencia, no se pudo quedar bien con todos, pero hicimos lo que pudimos”, dijo Grijalva.

Después de la rendición de cuentas el alcalde pregunto si el concejo aceptaba o no el informe, con tres votos en contra, el cuerpo colegiado acepto los documentos, en la reunión fue notoria la ausencia del Sindico Tercero Diego Morales y de los concejales cuarto y séptimo, Gerardo Yarzebsky y Roberto Soto.

Compartir