Durante la última reunión de transición la incongruencia entre la Auditoria Interna y la Dirección Financiera despertaron dudas en las nuevas autoridades quienes propusieron suspender momentáneamente la sesión y resolver.

Por: Mirna Alvarado

La sesión inició a eso de las 10 de la mañana, una hora más tarde el proceso se suspendió debido a una diferencia en el saldo de caja de más de Q1 millón. Después de 45 minutos la reunión se retomó.

El inconveniente según se indicó se debió a que la Auditoría Interna y la Dirección Financiera hicieron los cierres de caja en fechas distintas, además de consolidar en los libros una donación que realizó la cooperación extranjera, para la ejecución de un proyecto, que ya no se desarrolló.

“La diferencia es de Q1 millón 200 mil, ese dinero es de la cooperación de Andalucia España, se consigna en los libros, pero no le pertenece a la municipalidad, porque habrá que devolverlo cuando ellos lo requieran”, dijo el todavía alcalde Luis Grijalva.

Advirtió que los libros ponen de manifiesto que se asignaron Q 150 millones para el pago de la deuda que se tiene con el INDE, lo que significa que de Q 220 millones que se tienen en la caja del tesoro municipal únicamente se podrá disponer Q 70 millones para la ejecución de obras.

“Aunque no hay un reconocimiento de deuda oficial con el INDE el Concejo Municipal en pleno dispuso dejar esa asignación y evitarle al Concejo entrante complicaciones para la resolución de ese tema”, explicó Grijalva.

“Nos quedan muchas dudas las cifras no cuadran se habla de Q 319 millones, pero solo Q 85 son para inversión, tendremos que revisar los documentos detenidamente para tomar una decisión”, dijo el alcalde electo Juan Fernando López.

Los integrantes del nuevo concejo de Xelajú no descartan accionar penalmente de continuar con las dudas respecto a las finanzas municipales.