En la primera reunión del Consejo de Desarrollo Departamental, el gobernador Julio Quemé presentó las estadísticas de seguridad en el departamento, así como las políticas públicas implementadas en 2019, el avance de las obras del año pasado y los proyectos de arrastre.

Por Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

A la cita acudieron todos los alcaldes, jefes de instituciones y representantes de sociedad civil, el informe del gobernador empezó con una oración y con la lectura del acta. Quemé comenzó mencionando que se han creado políticas públicas de prevención de la violencia.

Quemé hizo alusión de que los índices delincuenciales de 2019 se redujeron en comparación con 2018, “No son números inventados, se pueden comprobar con en el portal oficial de la Policía Nacional Civil”, expresó.

“La coordinación con las fuerzas de seguridad se ha mejorado, prueba de ello es que respondimos a las demandas durante la feria, las fiestas de fin de año, las elecciones y durante la toma de posesión de las nuevas autoridades este 15 de enero”, agregó.

En tanto que José Villatoro, director del Consejo de Desarrollo Departamental (Codede), explicó que el avance de la ejecución presupuestaria de 2019 fue solo del 80 %, el presupuesto para este año es de Q128 millones 500 mil 824, la misma cifra del año pasado.

Villatoro advirtió que varias comunas tienen obras de arrastre, lo que puede generar inconvenientes debido a que en muchas de estas las autoridades son nuevas, “hay dos opciones, la primera es que los jefe ediles reprogramen sus proyectos, la segunda es que se firme un convenio de aceptación de deuda, eso quiere decir que las municipalidades continúan con los proyectos pendientes con sus propios recursos, esa opción les dará oportunidad de plantear proyectos nuevos”, refirió Villatoro.

Una de las municipalidades que tiene ese problema es la de Quetzaltenango con tres obras en ejecución, se invertirían Q7 millones. Se trata del proyecto de alcantarillado en Xecaracoj, el puesto de salud de San José Chiquilajá y, el tercero, un sistema de agua en Bella Vista, aldea Las Majadas, debido al poco avance físico el presupuesto va al fondo común.

“Puede ocurrir que la nueva corporación de Quetzaltenango absorba la deuda, este proyecto no tuvo ningún avance físico, el costo original era de Q5 millones 130 mil 397, se dio un anticipo de Q1 millón 26 mil 79”, explicó Villatoro.

Ine Verter Morales, alcalde de Palestina de Los Altos, expresó que espera mantener buena comunicación con el gobernador para mejorar la seguridad en su municipio; en relación a los fondos del Codede, dio a conocer que se harán reprogramaciones para realizar los proyectos que la población necesita.

“El problema que tenemos en mi municipio es la recaudación, especialmente en los mercados, se hace difícil que los comerciantes paguen”, mencionó.

En esta primera reunión del Codede, los jefes ediles recibieron instrucciones para reprogramar las obras, se espera tener los primeros expedientes en febrero.

Las nuevas autoridades de la Gobernación serán elegidas en las próximas semanas, con la terna que presente la sociedad civil.