Esta mañana en sesión de concejo, José Luis Sigüil, director de la organización no gubernamental CEDEPEM, pidió al cuerpo colegiado iniciar el proceso para la habilitación del albergue temporal ubicado en la CONRED, pues desde hace cuatro años el edificio está sin uso.

Por: Mirna Alvarado

Ni la municipalidad ni la Conred quisieron asumir los gastos de mantenimiento de las instalaciones que hoy se encuentran abandonadas, el edificio que fue construido en la administración del exalcalde, Jorge Barrientos Pellecer, se aprobó justo meses antes de dejar el puesto (NOG 4296613).

La obra dio inicio el 26 de abril de 2016 cuando el jefe edil, Luis Grijalva, llevaba tres meses al frente de la comuna, se concluyó en diciembre de ese mismo año, pero desde entonces la municipalidad no queso hacerse cargo del pago de luz, agua y pago del personal encargado del mantenimiento de esas instalaciones.

Otro inconveniente fue que las autoridades de la CONRED no aceptaron que el drenaje del albergue se conectara con el de la sede de esa entidad y al no resolver ese problema, la organización española que pretendía dotar de equipo a ese lugar se perdió.

El edificio costó Q930 mil y la obra estuvo a cargo de la Constructora Comprosegua que ha recibido adjudicaciones desde 2010 que suman Q62 millones 529, tiene capacidad para que 40 personas puedan dormir, cuenta con cuatro habitaciones: un ambiente para hombres, uno para mujeres, uno para familias, cocina y comedor, la pila y baños para los usuarios.

Las instalaciones serían utilizadas no solo para la temporada de frío sino para albergar a cualquier personas afectada por algún desastre natural durante todo el año.

Con el cambio de autoridades Sigüil director de CEDEPEN e intermediario para la donación de la cooperación española, señala que se vislumbra una esperanza para que este edificio empiece a funcionar, por ello planteo la problemática ante las nuevas autoridades, quienes deben actuar.

“Se les pidió que revisaran el proyecto para buscarle una solución de esa cuenta iniciar con los procesos respectivos para determinar su funcionamiento”, dijo Sigüil.

Sigüil añadió que, si las autoridades municipales ponen en funcionamiento el edificio, la puerta se abre para que la cooperación española realice la donación que en su momento prometió, esta consistiría en colchonetas, batería de cocina, cobijas y kits de limpieza.