La Ley de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural otorga a representantes de Sociedad Civil, la facultad para convocar, recibir expedientes, depurar y nominar a tres candidatos al cargo de gobernador, la ley no determina qué tiempos para el
inicio del proceso.

Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

En diciembre pasado, quienes integran la Sociedad Civil ante el Consejo Departamental
de Desarrollo (Codede) comenzaron mesas de trabajo para conformar el perfil y los
requisitos para aquellos interesados a ocupar el cargo de gobernador, sin embargo, no
lograron avanzar, excusándose en que debían esperar la convocatoria del presidente.
El analista legal Érick Juárez señaló que el proceso tiene algunos puntos de quiebre, los
cuales pueden repercutir en la falta de credibilidad y legitimidad del proceso, aunque
el más grave ha sido no haber comenzado el proceso en tiempo.

Los representantes de la Sociedad Civil perdieron la oportunidad relevante para hacer
un proceso democrático y transparente, técnicamente y debidamente depurado. Con
lo que se debilita un proceso participativo que se ha ganado en las cortes, del país, que
devienen desde 2002 con la Ley de Consejos de Desarrollo y con amparos declarados a
favor desde 2009, 2016, 2017.

“Se suprime esa posibilidad de nominar a personas probas, capaces, comprometidas
con la sociedad y conocedoras de las necesidades y reclamos sociales”, enfatizó.
“Se advirtió que el proceso debía empezar en tiempo, es decir, lo recomendable era
comenzar una vez finalizadas las elecciones y tras el firme nombramiento de las
nuevas autoridades nacionales, de esa manera hubiesen tenido el tiempo suficiente
para conocer a profundidad a los aspirantes y evaluar a cabalidad a quienes
conformarán la terna”, resaltó Juárez.

Según el entrevistado, los integrantes de Sociedad Civil no mostraron interés por
iniciar el proceso, a pesar de tener el margen de transición de gobierno (cuatro meses).
“La Ley de Consejos de Desarrollo no establece fechas, es decir la Sociedad Civil
debidamente reconocida ante el Codede, bien pudo hacer convocatoria para recibir
expedientes antes de que el nuevo presidente tomara posesión”, aseguró.

La razón por la que la nominación de los tres candidatos a ocupar la Gobernación
Departamental podría no ser la más adecuada, es la falta de tiempo para analizar
detenidamente cada expediente, ya que el plazo establecido por el mandatario
Alejandro Giammattei, señala hasta el 28 de enero como fecha límite para recibir las
ternas.

“Esta acción evidencia negligencia e incapacidad de los actuales representantes de la
Sociedad Civil ante el Codede, situación que exige su depuración, destitución y cambio
inmediato”, sugirió Juárez.

“Las entrevistas y foros que teníamos planificados ya no se realizarán por la falta de
tiempo”, reconoció Jasson Ochoa, representante de la Cámara de Comercio ante el
Codede.

La obligación de conformar las ternas para gobernadores se establece en el artículo 10
literal “k”, de Ley de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural: Proponer al Presidente de
la República las ternas respectivas de candidatos a los cargos de Gobernador Titular y
Gobernador Suplente departamental, “entonces el proceso y la convocatoria no se
legitima por el anuncio del presidente”, resaltó Juárez.

“No pueden alegar ignorancia a la ley, basta con revisar procesos anteriores como el
de 2008, por ejemplo, la convocatoria comenzó en de noviembre de 2007, lo que dio
tiempo para hacer las actividades establecidas; de hecho, el presidente no hizo
convocatoria, es más, se oponía, ello atrae o conlleva responsabilidad de los
integrantes de la Sociedad Civil”, comentó.

“Espero que no sea un fracaso anunciado y que no se nomine a personas que siempre
están buscando el llegar a la Gobernación por las prebendas políticas que el cargo
genera”, concluyó.

Desde el miércoles 22 de enero, una comisión de Sociedad Civil se apostó frente a la
comuna para recibir expedientes, no fue sino hasta la tarde del jueves 23 que se
presentó el primer aspirante; este sábado al mediodía vence el plazo para la recepción
de documentos. Lo que significa que los integrantes de Sociedad Civil tienen tres días para analizar, depurar y nominar a los tres candidatos.

Estos son los nombres de algunos representantes de Sociedad Civil
Los sectores organizados realizan asambleas previas individuales para elegir a su
representante ante el Consejo Departamental de Desarrollo (Codede), el elegido tiene
el mandato por dos años o más, si las bases así lo deciden, como es el caso de Julio
Díaz, representante del sector sindical, que lleva alrededor de tres períodos
presidenciales consecutivos (12 años).

Jasson Ochoa es el representante de la Cámara de Comercio, ahora funge como vocero
de la Sociedad Civil; David Méndez, representante del pueblo Maya Mam; Hori
Orlando Salanic, de las organizaciones no gubernamentales; Allan Cabrera, del pueblo
Maya K’iche’; las cooperativas también tienen un representante, el sector mujer, las
universidades privadas y la universidad estatal, sin embargo, su participación no es tan
frecuente.