Con el lema “Las municipalidades son primero”, el alcalde de Salcajá da marcha a la dirigencia de la Asociación Nacional de Municipalidades de Guatemala (Anam), junto a 21 jefes ediles postulados por ocho partidos y dos comités cívicos, algunos con pasado seriamente cuestionado.

Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente/Con información y fotos de ojoconmipisto.com

Tras ganar las elecciones realizadas el 25 de enero pasado, Miguel Ovalle externó que su triunfo es el resultado de la capacidad de negociación y liderazgo de él y su equipo de trabajo. “Esperamos poner orden en la Anam en breve tiempo y empezar a trabajar de lleno por el bien de todas las municipalidades”, aseguró.

De acuerdo con el jefe edil, la dirigencia de la Anam no será ningún distractor en sus funciones al frente del Concejo Municipal de Salcajá, por el contrario, será la muestra de la calidad de su equipo, pues durante su ausencia deberá asumir el Concejal Primero, como lo dicta el Código Municipal.

Durante las elecciones se dieron inconformidades por la intromisión de “poderes”, como lo llamaron algunos funcionarios, pues a su criterio la clara manifestación de apoyo del presidente Alejandro Giammattei hacia Ovalle sirvió para presionar a los alcaldes, incluso se presentó una denuncia penal en contra del ministro de Comunicaciones.

El representante de Huitán, César Calderón, quien habría participado en la planilla contraria a la de Ovalle, manifestó que las alianzas y negociaciones realizadas por el ahora presidente de la Anam, representa la cooptación de poderes de parte del organismo Ejecutivo.

Calderón cuestionó el pasado de los funcionarios que acompañan a Ovalle en la junta directiva. Una investigación del portal Ojoconmipisto.com cita que el primer vicepresidente, Luis Fernando Cordón Vargas (UCN), alcalde Gualán, Zacapa, fue vinculado como familiar del exalcalde zacapaneco Arnoldo Vargas, quien cumplió condena por narcotráfico en Estados Unidos.

Tras su condena, volvió a Guatemala para competir a alcalde en las elecciones pasadas en su municipio, pero no pudo competir por sus antecedentes, aunque sí ganó su planilla, Al Rescate de Zacapa. El cargo de Cordón es importante, pues le permite ser uno de los primeros delegados por Ovalle para alguna de las 14 mesas directivas del Estado donde tiene representación la Anam.

La información publicada por Ojoconmipisto señala también que el segundo vicepresidente es Fulbio Ludvin Pérez de León, reelecto en Catarina, San Marcos, por el partido Creo. En 2016, esta página de noticias publicó que la junta calificadora de esa comuna se reunió en Navidad para adjudicar un puente de Q1.3 millones.

Pérez también fue secretario de Crecer, una agrupación política con la que el entonces alcalde de Ayutla, San Marcos, Érick Súñiga, ‒extraditado bajo cargos de narcotráfico por la DEA‒, intentó competir como candidato presidencial, pero el TSE canceló la agrupación.

El tercer vicepresidente es Gustavo Adolfo Cano, a cargo de la comuna de Huehuetenango con la agrupación Vamos. Cano es nuevo en el cargo, pero junto a su Concejo intentó aumentarse las dietas de Q500 a Q1,500 por sesión, bajo el pretexto de que se reducían las reuniones de 23 a 7, pero la diferencia de ahorro sumaba menos de Q2 mil al mes. La crítica de los vecinos obligó a la corporación a derogar el acuerdo.

El secretario de la Anam es Bernabé Ajín Vicente, jefe edil de San Pedro Yepocapa, Chimaltenango, por la UNE. Hace dos años, pagó Q67 mil en un sistema de amplificación de sonido para apoyar a los organizadores de la Jornada Diocesana de la Juventud, una actividad religiosa ajena a la comuna.

Puntos de apoyo claves
El tesorero electo es Juan Carlos Pellecer Agustín, alcalde de San Juan Sacatepéquez, electo con Todos. Fue uno de los más visibles que apoyó a Ovalle para llegar a la Anam. El 25 de enero confirmó a ojoconmipisto.com, que le pagó tres viajes en helicóptero al alcalde de Salcajá.

Pellecer enfrentó un proceso por asociación ilícita y extorsión. El Ministerio Público lo señaló de pertenecer a “Los Patrulleros”, una organización que habría extorsionado a los vecinos de Ciudad Quetzal con el cobro de entre Q5 a Q300, a cambio de darle seguridad a la población, pero el Tribunal de Mayor Riesgo absolvió al jefe edil.

El alcalde es hijo de Guillermo Pellecer, quien preside la Asociación de Dignatarios, recordado por apoyar al ahora expresidente Jimmy Morales en su decisión de no renovar el mandato de la Cicig y denunciar a tres magistrados que impidieron la expulsión de Anders Kompass, embajador de Suecia en Guatemala.

Pellecer Agustín es padre de Juan Carlos Pellecer Carlos, condenado el 2 de junio de 2019 a 12 años de cárcel por comercio, tráfico y almacenamiento ilícito de drogas.

La directa se integra también por 13 vicepresidentes departamentales. Los encabeza Víctor Hugo del Pozo, el alcalde de Antigua, Sacatepéquez, que regresó al cargo tras permanecer ausente durante cuatro períodos.

Al jefe edil antigüeño lo señalan los vecinos por los cobros excesivos del Impuesto Único Sobre Inmuebles y de no cumplir sus promesas. Antes de volver al cargo prometió rebajarse el sueldo, pero no cumplió.

Otro de los vicepresidentes departamentales es Manuel de Jesús Delgado Sagarminaga, electo con el comité cívico Conejo, de Mazatenango, Suchitepéquez. Este jefe edil fue uno de los cuatro que utilizó fondos del Situado Constitucional para patrocinar un equipo de futbol, según publicó Ojoconmipisto.com en 2017.

Otra de las figuras en estos cargos es Rolando Aquino, conocido como “El Chato” y electo en Chiquimula por un sexto período con el comité cívico La Muta. En su historial suman seis procesos de antejuicio, pero ninguno avanzó, por lo cual se mantiene intocable.

En la planilla hay dos mujeres, Mayra Elisabeth Altán Palencia, alcaldesa de Flores, Petén, electa con Vamos, quien coordinará temas multiculturales y de género en la Anam; y Dora Albina Pérez, de Podemos, en La Democracia, Escuintla, a cargo de una de las vicepresidencias departamentales.