El autor de esta exposición que se inauguró el viernes, es un quetzalteco que desde niño se ha inspirado en grandes artistas como Rembrandt y Vincent van Gogh, además de caricaturistas de renombre como Walt Disney y Norman Rockwell.


José Racancoj/LaPrensa.Com.Gt

“Estampas de inocencia y ternura” es el nombre de la exposición del artista Marvin Vásquez, la cual se compone de 51 caricaturas basadas en fotografías de niños, algunas captadas por el mismo autor de la muestra y otras que fueron compartidas por amigos de este.

De acuerdo con el dibujate, a través de las caricaturas se busca que las personas aprecien la inocencia, ternura y los sentimientos que expresan los menores en sus actividades diarias, así como el amor que le dan a sus mascotas.

La exposición, cuyas piezas fueron realizadas con acuarelas, crayones y rapidógrafo sobre papel sketch, fue inaugurada ayer en la galería Adrián Inés Chávez, del centro cultural Casa No’j, Centro Histórico de la Ciudad Altense, y estará abierta durante 15 días. Este trabajo, refiere el artista, le tomó cerca de dos años y medio, “me nació la idea al ver imágenes muy tiernas”.

Pasión por el arte
Vásquez es un quetzalteco de 52 años que ha sido reconocido por la calidad de su trabajo, mucho del cual se ha viralizado por mostrar a personajes reconocidos y también por la crítica que transmiten en ciertos momentos.

Esta será la cuarta galería que presentará en solitario; en 2013 mostró a personajes destacados de Quetzaltenango, mientras que en 2017 hizo lo mismo, pero con personajes guatemaltecos, como atletas, artistas, entre otros. En 2018 inauguró una exposición con cartones de periodistas reconocidos. Y ahora se ha centrado en la niñez y los sentimientos que evocan.

Vásquez también pinta paisajes y retratos, los cuales se han expuesto en muestras colectivas. “Artistas del renacimiento como Rembrandt y Vincent van Gogh han sido mi inspiración desde que era pequeño. En el caso de las caricaturas: Walt Disney o Norman Rockwell”, expresó Vásquez, quien descubrió su pasión por el arte desde que tenían 12 años, aproximadamente.

Sin embargo, tiene cerca de 13 años de estar involucrado de lleno en el campo del arte, “esta es mi profesión, a esto me dedico, muchas personas me encargan retratos, a otras les gusta obsequiar caricaturas”, afirmó.

A lo largo de estos años en el mundo artístico, Vásquez ha creado cerca de 500 obras, tanto de caricaturas como pinturas formales.

Un medio de crítica
“¿Quién ha osado sugerir que el noble senador Álvaro Arzú, “El Humilde”, tenga que pagar de su dinero lo que come en el Congreso?”, es el texto que acompaña a una caricatura que elaboró Vásquez y donde se observa al expresdiente del Legislativo comiendo, recostado y ataviado en un traje de emperador romano, en clara referencia y crítica a lo sucedido esta semana en el Congreso de la República, donde Arzú Escobar se mostró en contra, y hasta enojado, ante la propuesta que hizo la diputada del bloque Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), Vicenta Jerónimo, de que se dejen de gastar recursos públicos en los almuerzos de los diputados.

Pero esta no es la primera vez que Vásquez critica cierta situación nacional o a determinados personajes, pues ya lo ha hecho en otras ocasiones. “Todos debemos involucrarnos en temas que afectan a la nación, ya sea positivos o negativos, aunque estos últimos son mayoría”, refirió.

Agregó que las caricaturas son una forma de expresarse, “se trata de una sátira, es una burla a lo que hacen los políticos. Muchos amigos me han dicho que se identifican con la caricatura política. Es una forma de expresar su malestar”, afirmó.

Comparte sus conocimientos

Marvin Vásquez también se ha preocupado por transmitir sus conocimientos a nuevas generaciones, por lo que a lo largo de los años ha impartido cursos y talleres de dibujo y pintura en escuelas, instituciones o la Casa de la Cultura.

Uno de estos proyectos comenzará el 15 de febrero próximo. Se trata del curso libre de dibujo y pintura que se impartirá en la Casa de la Cultura, zona 1 altense. Este finalizará en octubre y se realizará los sábados de 15:00 a 17:00 horas. El costo es de Q150 y la edad mínima para inscribirse es de 8 años.

Compartir