Egea vive una pesadilla en Xelajú

163

Lo que parecía ser un nuevo comienzo en su carrera deportiva, ha empezado a convertirse en una frustración para el estratega argentino, quien en siete jornadas no logra hacer reaccionar a su plantel.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

Como bien lo saben todos, si los resultados no acompañan, la continuidad está en riesgo; es lo que hoy vive el director técnico de los chivos, quien, pese a su largo recorrido en el futbol español y mexicano, no ha podido hacer encajar a los jugadores en su ideología de juego.

Seis puntos de 21 posibles y colocarse a tan solo 12 unidades de la zona del descenso son números rojos para un equipo que ni en casa se ha hecho respetar. El único triunfo en lo que va del torneo lo consiguieron en la segunda fecha, de ahí han tomado una seguidilla de cinco partidos sin ganar, incluso, ser humillados como en Siquinalá por 4-1, y perder la confianza ante su afición con el 1-2 del miércoles ante Municipal.

Egea se mantiene firme en que “el equipo genera más llegadas que el rival, es más en el campo, merecemos más”, pero se le olvida que los partidos se ganan con goles y es que en Xela aún no ha aparecido alguien que marque diferencia y se eche el equipo al hombro.

En la última derrota, la afición abucheó a los jugadores y constantemente señala a los extranjeros, quienes no han aparecido; la continuidad de ellos les cierra la oportunidad a otros futbolistas como Mario Castellanos, que desde que ingresó puso en aprietos a la zaga rival y anotó el descuento.

José Carlos Pérez y Jonathan Souza han sido foco de críticas por su bajo rendimiento.

A él se suman los canteranos Iker Rodas, quien también ha demostrado talento, y William Cardoza, que fue retornado a la categoría juvenil.

Siguiente parada
Para muchos aficionados visitar el estadio David Cordón Hichos es sinónimo de derrota y es que en el historial de enfrentamientos que se registra ante Guastatoya, Xelajú ha sido incapaz de vencerlos en su cancha.

Sin embargo, la misión es salir vivos de ese escenario e intentar recuperar los tres puntos que perdieron el miércoles. La cita será a las 14:30 horas, en un inmueble donde los quetzaltecos tienen prohibido fallar, de lo contrario, seguramente vendrán decisiones drásticas porque no solo está en riesgo la posibilidad de estar en liguilla, sino que empiezan a comprometer la permanencia en Liga Mayor.

Compartir