Desde Stanley Kubrick hasta Steven Spielberg, a través del cine, grandes directores y productores han contado historias reales o de ciencia ficción, que hablan sobre conflictos sociales o sobre la guerra. El cine apasiona y en Xela también hay personas que por medio del llamado séptimo arte buscan narrar e inmortalizar historias.

Henry López es ingeniero agrónomo, fue catedrático en la Usac hasta que se jubiló y ahora se dedica a la producción cinematográfica.

Por José Racancoj/La Prensa de Occidente

Henry Antonio López Galindo, productor y cineasta quetzalteco, desde 2017 se ha dedicado de lleno a las producciones cinematográficas. Este año, de la mano de la empresa Logal Producciones tiene planificado realizar cortometrajes de diversos temas, uno de ellos está en marcha y podría quedar listo para el próximo mes; otro se empezará a rodar a inicios de marzo y se prevé que participe en un festival de cine guatemalteco que se celebrará en Estados Unidos.

Henry López es ingeniero agrónomo y durante 30 años laboró como catedrático en la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), hasta que llegó el día de jubilarse. Entonces supo que era el momento de dedicarse a lo que siempre le ha apasionado: el cine.

“Siempre quise hacer algo diferente a dar clases de agricultura, ambas actividades se traslapaban y no podía. Luego de jubilarme ya contaba con el tiempo y los recursos para desarrollar mi pasión”, explica López, quien además apoya otras manifestaciones del arte y la cultura.

Los gastos que conlleva cada producción son sufragados por él mismo, y refiere que es cuidadoso para que los metrajes tengan contenido, mensajes y lecciones de vida.

Vanushka

En la actualidad, el cineasta altense de 62 años trabaja en un mediometraje romántico, denominado Infinito amor, el cual cuenta la historia de dos jóvenes; la historia presenta elementos de misterio y suspenso que los aporta la leyenda de Vanushka, que se originó en Xela y es sobre una gitana de gran belleza que llegó a esta ciudad con un circo de origen húngaro y falleció de amor.

“Es un ejercicio cinematográfico que mezcla la historia de amor con la leyenda”, refiere López, y agrega que la película es inspiración de un quetzalteco.

La cinta, que tendrá cerca de 30 minutos de duración, empezó a filmarse el año pasado, pero por asuntos personales de los protagonistas se suspendió, sin embargo, ya se ha retomado y avanza en más de un 90 por ciento. Se espera que esté lista a finales de febrero y pueda presentarse en marzo.

El elenco principal es conformado por el grupo de teatro altense Damas a la Obra y además se cuenta con otros personajes en calidad de extras.

Como locaciones se han utilizado espacios variados, desde el Cementerio General, por ser el lugar donde se ubica la tumba de Vanushka, así como casas particulares, parques de Xela, oficinas, entre otros.

Al tener lista la cinta se prevé pueda ser presentada ante la población en el auditorio de la Casa de la Cultura o en Café La Luna.

Directo al festival

A finales de junio se presentará en un teatro de Hollywood, en Los Ángeles, California, para el Segundo Festival de Cine Guatemalteco USA, promovido por Gustavo VII, artista chapín, con la cual se busca dar a conocer producciones hechas en Guatemala, entre ellas de Quetzaltenango. En este evento participará uno de los cortometrajes que realizará Henry en las próximas semanas.

La producción lleva el nombre de Herber, y presenta la historia de un niño con problemas neuromusculares, quien tiene la ilusión de jugar beisbol. En poco más de 12 minutos, este corto busca dar una lección de vida, de acuerdo con López.

El rodaje de la cinta empezará el 7 de marzo en el diamante del Complejo Deportivo de Quetzaltenango. Participarán dos equipos de beisbol, unas 50 personas son parte de la producción. “En el diamante se grabará la mayor cantidad de las escenas, pero también tendremos otras locaciones que el guion exige, como una funeraria y la Casa de la Cultura”, dio a conocer el entrevistado.

Esta historia no tiene origen en ningún hecho real, sino que nació a través de un mensaje de texto de redes sociales que López recibió. “Un día, alguien me envió esta historia a través de WhatsApp, la analicé y determiné que era factible grabarla, y le pusimos el nombre de Herber porque así se llama el protagonista”, puntualizó.

El cineasta altense trabaja actualmente en un mediometraje romántico denominado Infinito amor, la historia de Vanushka, la gitana que murió de amor en Xela.