El Tribunal Supremo Electoral, resolvió el 22 de enero de este año que corresponde al actual Concejo Municipal conocer y decidir si el alcalde Juan Fernando López, llena o no las calidades y requisitos para ser Alcalde Municipal de Quetzaltenango.

Por: Redacción

El artículo 45 del Código Municipal indica que; “quienes directa o indirectamente tengan parte de servicios públicos, contratos, concesiones o suministros con o por cuenta del municipio, no pueden ejercer como alcaldes, síndicos o concejales”.

Resulta que la resolución del Tribunal Supremo Electoral respondió a una solicitud presentada en mayo de 2019 por la Secretaria General del partido VALOR para que no se permitiera la participación electoral de Juan Fernando López, por ser contratista municipal.

Según el Tribunal Supremo Electoral, el hecho ya fue consumado es decir que JF (como se le conoce al alcalde), ya se encuentra en cargo por lo que ahora corresponde al Concejo decidir si continua o no en el cargo.

“El Concejo debe conocer y acordar la situación de JF, en esa reunión el alcalde debe excusarse de conocer el caso, pues de lo contrario podría incurrir en alguna ilegalidad y la concejal primera será quien debe dirigir la sesión”, explica el politólogo José Yac.

El analista refiere de acuerdo a la conformación del concejo municipal, Juan Fernando López tendría asegurados ocho votos a su favor de esa cuenta ganaría con mayoría y logrará permanecer en el cargo, con lo que el caso quedaría completamente cerrado.

Cabe mencionar que, en el anterior Concejo Municipal, se dio un caso similar con el ex concejal séptimo Roberto Soto Alcahé, quien también fue denunciado de haber sido electo concejal cuando todavía era contratista del Estado

La denuncia llegó al TSE, de igual forma ese máximo órgano electoral dejó la decisión en manos del Concejo presidido por Luis Grijalva, pero la noche del Jueves Santo de 2016 el Concejo por unanimidad dejó en el cargo a Soto Alcahé.

Sin embargo en marzo de 2017 la Contraloría General de Cuentas emitió reparo al concejo, lo que le costó un antejuicio al ex alcalde Luis Grijalva.