Cinco títulos de Liga Nacional, tres torneos de Copa y una Copa de Campeón de Campeones son los logros que más resaltan en las vitrinas del equipo de todos los superchivos, que hoy celebran un año más de historia.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente 

Aunque en 1928 se fundó con el nombre de Germania, el primer equipo de Quetzaltenango, fue hasta el 24 de febrero de 1942 que se inscribió como Xelajú M. C.

El primer ascenso a Liga Mayor fue en 1958, tras superar en una cuadrangular a Cobán, Jalapa y Chiquimula. El goleador fue Arnoldo Camposeco, con nueve tantos.

 

Los títulos
El primero llegó en la temporada 1961-1962, de la mano del entrenador costarricense Roberto Chávez Lizano. El 18 de noviembre, los chivos vencieron por 3-2 a Comunicaciones. Al año siguiente obtuvieron el primer torneo de Copa y la Copa de Campeón de Campeones; en 1973, conquistaron el segundo torneo de Copa.

En 1962, Xelajú levantó su primera copa al vencer a Comunicaciones por 3-2.

El segundo título llegó en 1980, con Carlos Javier Mascaró como entrenador. Xela igualó en puntos con Juventud Retalteca y Comunicaciones, a falta de una jornada y tras la fecha final. Los quetzaltecos se consagraron al tener una mejor diferencia de goles que los cremas.

Por mejor diferencia de goles, los quetzaltecos se consagraron por segunda vez en 1980.

En 1992, Xela descendió a Primera División, pero un año después compraron la ficha del club Del Monte. En 1996, los altenses se consagraron por tercera vez bajo la dirección del costarricense Marvin Rodríguez, en una final a doble partido ante Comunicaciones. En la ida, Xelajú ganó 1-0 con gol de Selvin Rivera Galindo, pero en la vuelta los cremas se impusieron con un tanto de Gerardo Miranda, lo que definió con gol de oro, y fue el hondureño Mariano Crisanto Meléndez el encargado de concretarlo, con un potente remate que toda la afición aún guarda en la memoria.

Javier y Horacio “Lacho” González fueron protagonistas del tercer título.

Con Carlos Daniel Jurado en el banquillo, Xelajú conquistó el cuarto título en el Clausura 2007, al vencer en la final a Deportivo Marquense, con un marcador global de 5-1. En el Mario Camposeco, los leones habían ganado 0-1, pero en la vuelta, un inspirado Johnny Cubero anotó tres tantos e Israel Silva marcó otro para cerrar la remontada. En 2011, Jurado guio a los quetzaltecos a su tercer y último torneo de Copa.

Sergio Morales y Johnny Cubero alzan el título obtenido el 2007 en San Marcos.

El quinto y último campeonato llegó en el Clausura 2012, cuando los superchivos vencieron en la final a Municipal, en una serie que requirió de tiros penales para definir al campeón. Fernando Patterson se vistió de héroe en esta instancia al contener tres disparos desde el manchón de penal.

De la mano de Medford, los Chivos se consagraron por última vez en 2012.