La comisión de electricidad de la comuna quetzalteca realizará un viaje a la capital, el 2 de marzo, para dar una propiedad municipal a cambio de la rebaja en la deuda que se tiene con el INDE.


Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

Tras una visita del ministro de Energía y Minas, Alberto Pimentel, en su calidad de presidente del consejo directivo del INDE, las autoridades municipales y representantes de ese instituto realizaron un recorrido por diferentes propiedades municipales; la intención fue determinar la posible ubicación de plantas de distribución de energía.

El INDE cuenta con dos subestaciones en el departamento de Quetzaltenango, una se encuentra en el municipio de La Esperanza y la otra en el interior de la Ciudad Altense; ante el aumento de la potenciación eléctrica, estas subestaciones podrían quedar obsoletas.

“Necesitamos un sitio para ubicar una suministradora de energía eléctrica y la municipalidad necesita un plan para bajar o pagar la deuda que tiene con el INDE, creo que sería una opción”, expresó Pimentel.

No hay condonación
El titular de Energía y Minas indicó que debido a los estatutos del INDE y otros factores no es posible la condonación de la deuda, que según ellos sobrepasa los mil millones de quetzales; lo que a su criterio sí es factible, es la rebaja o perdón de los intereses y moras.

Jorge Luis Argueta, presidente de la comisión de energía eléctrica de la comuna, explicó que la Municipalidad de Quetzaltenango tiene propiedades en el Valle de Palajunoj, por donde se ubica la Empresa Eléctrica Municipal, y en cercanías del aeropuerto.

“Administraciones anteriores han hecho donaciones de terrenos a diferentes entidades que no han generado beneficios para la población, en cambio, si entregamos estos terrenos, además de lograr una rebaja en la deuda, también se quedarían instaladas las plantas suministradoras de electricidad”, resaltó Argueta.

“Se han hecho donaciones al Inacif y al Organismo Judicial y no hemos visto beneficio alguno, por eso hemos pensado que con esta acción vamos a lograr que Xela tenga un mejor servicio eléctrico”, agregó.

Sin acuerdo en la deuda
El INDE en reiteradas ocasiones ha señalado que la comuna altense ha sobrepasado los Q1,396 millones, pero el exalcalde Luis Grijalva aseguró que era un poco más de los Q140 millones. Hasta ahora no se ha logrado un acuerdo entre ambas entidades para establecer la cifra exacta.

El acuerdo municipal 242, del 24 de agosto de 2017, da cuenta que luego de estudios y análisis realizados por el director financiero Mario Mendoza y el gerente de la Empresa Eléctrica Municipal, Flavio Ovalle, se determinó que la deuda con el INDE es de Q153 millones 721 mil.

Para el analista José Martín Yac, antes de negociar cualquier intercambio, se debe llegar a un consenso, “primero ambas entidades deben hacer un reconocimiento de deuda o por lo menos llegar a un punto de equilibrio, después generar las propuestas”, puntualizó.