Autoridades del Hospital Regional de Occidente buscan estar preparados ante cualquier situación que se pueda dar por la epidemia del coronavirus que afecta a nivel mundial. En Xela y Guatemala no hay casos confirmados. 

Por José Racancoj

Una de las prioridades de las autoridades es contar con un área de aislamiento para atender cualquier caso relacionado al coronavirus que se pueda suscitar. 

Por eso este viernes se realizó un análisis entre el Comité de Nosocomiales y el Comité de Riesgos del HRO para evaluar el edificio de maternidad, el cual aún no ha sido entregado por la Municipalidad de Quetzaltenango, para convertirlo en un área de aislamiento. 

“Estamos haciendo un análisis para prever espacios. Hoy solicitamos autorización para entrar a estos espacios (área materna) y consideramos que es uno de los idóneos para tener un aislamiento, debido a que tiene segundo nivel, tiene un acceso directo a la rampa de ingreso, sin pasar por ningún servicio, tiene baños, luz, agua, y espacios como clínicas”, explicó Giovanni Ortega, director del HRO. 

Agregó que se solicitará de emergencia la entrega de este edificio para estar preparado con un área de aislamiento, en caso de ser necesario.

Capacitan a personal 
Este viernes también fue capacitado el total del personal del HRO, unos 1 mil 360 trabajadores, en el tema del coronavirus. Se brindó una conferencia a cada hora.

“Nos basamos en cuatro ejes principales, primero realizar el análisis del virus e informar cómo se transmite, segundo darles (al personal de salud) cuáles son las medidas, tercero acerca del equipamiento y cuarto medidas de bioseguridad”, explicó.

Ortega agregó que uno de los pilares fundamentales para atender la alerta máxima del coronavirus es estar preparados y adquirir conocimientos para desarrollar planes sí en un momento necesitan intervenir.