Xelajú M. C. visita mañana a las 12:00 horas a Malacateco y tiene varias ausencias en la línea ofensiva tras la lesión de Óscar Belinetz; siete goles en nueve jornadas es la pobre producción lanuda en el Clausura 2020.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente 

Una ruptura grado 2 del músculo recto anterior de la pierna derecha tendrá inactivo a Óscar, de seis a ocho semanas; una baja que llega en mal momento para un equipo que necesita goles y presencia en el área.

El técnico Sergio Egea luce pensativo ante las limitantes que tiene en su plantel por las lesiones.

El argentino se une a Iker Rodas y Edward Santeliz, que también están fuera por lesión. Ante ello, el técnico Sergio Egea se queda limitado para conformar un equipo ofensivo que intente poner fin a la sequía de un Xelajú que marcha décimo en la tabla, con 8 de 27 puntos posibles.

Sin embargo, el estratega de los chivos afirmó que esta es la oportunidad para otros elementos de demostrar su capacidad y ganarse su confianza.

Ante la baja de Belinetz, seguramente el técnico apostará por el salvadoreño David Rugamas o Mario Castellanos para buscar un revulsivo en la ofensiva, que, en nueve jornadas, apenas ha concretado siete dianas, promediando menos de un tanto por partido.

El aporte de Mario Castellanos en la ofensiva será fundamental para buscar los goles.

El rival también llega comprometido y con necesidad de ganar, pues con 10 puntos ocupa la octava posición de la tabla.

“Nos tocará sufrir en un escenario donde el clima afecta y la gente está metida con su equipo, pero no podemos poner excusas, debemos reponer los puntos que hemos perdido en casa”, fueron las palabras del defensa Manuel Moreno.