El pequeño Josue Ignacio fue el foco de atención durante la inauguración del hospital temporal de CEFEMERQ.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente 

No cabe duda que en momentos de crisis y angustia, los guatemaltecos sacan a relucir la bondad que emana del corazón, y hoy, un niño de apenas 4 años, brindó un gesto que quebrantó al presidente Alejandro Giammattei y el resto de autoridades.

Josue Ignacio, originario de San José Chiquilaja, Quetzaltenango, le solicitó a sus padres asistir hoy a los actos de protocolo previo a la inauguración del hospital que servirá para atender posibles casos de Covid-19 del Occidente del país.

“Vengo a donar mi alcancía al presidente para que pueda curar a las personas que tengan el virus”, dijo el infante.

Su padre, Miguel, indicó que es un ejemplo para todos e hizo un llamado a la población para que acaten las medidas de prevención y no salgan de su casa, a menos que sea necesario.

“Fue una iniciativa de él, nosotros le decíamos que no, porque es muy difícil acercarse al presidente, al final, logró realizar su aporte”, puntualizó Ana Glenda Torres, madre del niño.