Autoridades de Gobernación y de Salud dieron a conocer cómo es el procedimiento para atender a migrantes retornados vía terrestre desde México. 

Por José Racancoj 

En medio de la pandemia por el coronavirus, en los últimos días, en la ciudad de Quetzaltenango ha existido alarma por el ingreso de migrantes retornados, quienes suelen pasar por este departamento, el cual es un punto de convergencia en la región. 

A esto se suma que la comuna altense prohibió el ingreso de los buses con migrantes, por lo que autoridades de Gobernación y Salud decidieron tomar acciones para evitar alguna crisis y atender a los connacionales retornados. 

En conferencia de prensa, el gobernador de Quetzaltenango, César Quemé, comentó que este viernes se le dio cobertura a grupos de migrantes, quienes quedaron varados cerca de la Granja Penal Cantel, ingreso a la ciudad altense. “Se tuvieron por cierto tiempo en ese lugar debido a las coordinaciones que realizamos para enviarlos a sus lugares de origen”, explicó. 

Quemé señaló que hoy se amplió el protocolo que se estará trabajando para darle seguimiento a los migrantes, esto tras una reunión que sostuvo con los gobernadores de Huehuetenango y San Marcos, así como los directores de Área de Salud de dichos departamentos y el director de Migración. 

“El Centro de Recepción de Retornados vía Terrestre funcionará así: El Consulado de México envía los manifiestos de deportados guatemaltecos con direcciones para realizar el traslado a sus comunidades de origen. 

Seguidamente migración recibe la información y realiza la logística para trasladar a los guatemaltecos a su lugares de origen y se coordina con los gobernadores departamentales”, explicó Quemé, quien señaló que se realizan coordinaciones con instituciones como Migración, Área de Salud, PNC, Ejército, PGN, Cruz Roja, Bomberos Voluntarios, OIM y Conamigua. 

“Sabemos que los buses se transportan de la frontera a Quetzaltenango, que es el punto de convergencia, lo que ha causado alarma en la población. El presidente (Alejandro Giammattei) dijo que no se le puede negar a ningún guatemalteco el ingreso a nuestro territorio, por eso hemos coordinando”, explicó el funcionario. 

“Estamos recibiendo los listados (de migrantes), el Ejército tiene dos buses y se está coordinando para transportar a los repatriados -indicó Quemé-. Estas personas están pasando diferentes controles. El primer control es en la frontera, en Quetzaltenango se les hace un control más, luego estamos coordinando para darles alimentos”.

Tras la alimentación este día, se sanitizaron los buses del Ejército y se dirigieron a diversos puntos. Al tener coordinado de qué departamentos eran, se ubicaron en los autobuses y se enviaron en ruta. 

Entre los migrantes hoy habían algunos de Sololá, Quiché, Chimaltenango, Jutiapa, Izabal y Petén. 

Juan Nájera, director del Área de Salud de Quetzaltenango, explicó que actualmente tienen 301 personas vigiladas y en cuarentena, quienes no han presentado síntomas de Covid-19. 

“La situación está controlada en Quetzaltenango”, refirió.