Una Semana Santa para celebrar en casa

291

Hoy es Lunes Santo de una Semana Santa atípica en la historia moderna, pues se vive en medio de la pandemia del covid-19. 

Por José Racancoj 

La Semana Santa suele estar cargado de celebraciones litúrgicas muy ricas y concurridas, las que esté año tendrán que celebrarse a puertas cerradas y sin la presencia del pueblo.

Además, todas las expresiones de fe como procesiones, elaboración de alfombras, entre otras, han sido suspendidas. 

Sin embargo, esto no debe impedir que la Semana Santa se pueda celebrar desde casa. De hecho es una buena oportunidad para acercarse más a Dios. 

Mario Domínguez, párroco de la Iglesia Catedral de Los Altos, explicó que desde el punto de vista espiritual la situación actual es una oportunidad para vivir de mejor manera este tiempo, “en Semana Santa siempre hay muchos distractores, como ir a la playa o salir a pasear, pero ahora todo eso no se dará”, comentó.  

Agregó que es una forma en la que Dios nos dice “céntrense en lo esencial, y lo esencial es mi Palabra”, explicó. 

Desde Catedral, a través de la fan page de la Parroquia del Espíritu Santo de Catedral, se transmitirán los oficios litúrgicos, como la Misa Crismal a las 9 horas y la Cena del Señor  a las 18, ambas el Jueves Santo. 

El Viernes Santo se transmitirá la liturgia de la Pasión del Señor a las 15 horas.

El Sábado de Gloria, a las 20 horas, será la Vigilia Pascual. Y el Domingo de Resurrección las eucaristías se transmitirán en horarios normales. 

Una celebración espiritual 
Celebrar la Semana Santa desde casa se puede hacer de muchas maneras, pero en todas ellas lo más importante es hacerlo con fe y de corazón. 

Esto es lo que recomienda la Comisión de Liturgia y Espiritualidad de la Arquidiócesis Primada de México. 

Lunes, Martes y Miércoles Santo

Para estos días el color Litúrgico es el morado. Por ello, puedes decorar con algún mantel morado, listones u hojas de colores de este tono el centro de la mesa de tu hogar, ya que éste simbolizará el sacrificio, la penitencia y la humildad a la que estamos invitados a vivir en este tiempo litúrgico.

Jueves Santo

El color litúrgico a utilizar es el blanco o plateado. Decora la mesa del comedor con algún mantel o listón de color blanco o plateado. Se sugiere también poner en el centro una pieza de pan y copa de vino que simbolice la Institución de la Eucaristía, además de colocar algunas velas a los costados. Si tienes una imagen o cuadro de la Última Cena puedes ponerla cerca de esta mesa.

Lavatorio de los pies
Para el lavatorio de los pies cada jefe o jefa de familia puede lavar los pies a los miembros de su familia como signo de la importancia del servicio al interior y exterior de su casa, para ello solo necesitaras una tinaja con agua y una toalla.

Institución de la Eucaristía
En torno a la mesa de su comedor, donde han puesto el vino y el pan, el jefe o jefa de familia puede compartirla entre los miembros de la familia. En una breve oración pueden agradecer por la presencia de Jesús en medio de su hogar.

Visita de las 7 Casas
Como un momento simbólico podemos hacer siete llamadas a personas o familiares que se encuentren enfermos, con los que estemos distanciados o consideremos que necesiten ser escuchados en estos momentos de reflexión espiritual.

Viernes Santo

El color Litúrgico es el rojo. Decora la mesa de tu comedor con un mantel o listón de color rojo con un crucifijo al centro de la misma. En las puertas, ventanas o balcones podemos poner una cruz representativa del momento solemne que vivimos.

Viacrucis
El encierro en el que nos encontramos no debe ser un impedimento para que puedas vivir las estaciones del viacrucis dentro de tu casa y rezarlo en familia. Para ello, puedes colocar algunas pequeñas cruces por cada una de las 14 estaciones. Estas pueden ser realizadas por los miembros de la familia con algún material sencillo. Si el espacio de tu hogar es reducido puedes hacerlas en un mismo lugar. Al finalizar, realiza la meditación de las 7 palabras.

Adoración de la Santa Cruz
Reunidos en torno a una pequeña mesa el jefe o jefa de familia puede sostener un crucifijo o una Cruz tapada con un lienzo o pedazo de tela, luego realizará una pequeña reflexión sobre la cruz e irá destapándola para que cada uno de los miembros de la familia se acerquen a besar la Cruz y hacer un acto de adoración ante ella.

Compartir