En el campo escuela de bomberos voluntarios mantiene en apresto una ambulancia para uso exclusivo de personas positivas a COVID-19, además reciben instrucciones de prevención.

Mirna Alvarado/laprensa.com.gt

Desde que el gobierno dio a conocer el primer caso de covid-19, personal permanente y voluntario de las diferentes estaciones bomberiles, del departamento de Quetzaltenango, iniciaron las gestiones para ser instruidos por el personal de Salud, en temas de prevención.

Raúl Izas,director Regional de Bomberos Voluntarios, dijo que recientemente se recibió una dotación de trajes descartables que se encuentran en la sede del Campo Escuela, en un lugar especial para evitar que sean contaminados.

En esa misma estación se encuentra aislada una ambulancia, la cual fue adecuada para el traslado de pacientes positivos o sospechosos de porta el virus.

“Se colocó material aislante en la cabina para garantizar que el piloto no se contamine, lo que hicimos fue forrar la cabina, las puertas y la parte de atrás, el piso, con plástico especial tipo carpeta, para que la asepsia sea mucho más fácil”, aseguró.

De acuerdo con Izas, la intención es que los socorristas tengan el mínimo contacto con personas portadoras del virus, esto debido a la relación que el personal bomberil mantiene con la población general.

“En el momento en que el área de salud lo requiera, la unidad se pondrá a su disposición, de igual manera al piloto y ayudante, pero si en determinado momento los casos crecieran en Quetzaltenango, únicamente vamos a apoyar con el vehículo”, aseguró Izas.

Y para no ser un foco de contaminación, los socorristas han tenido acceso a desinfectante, debido a que varias empresas locales sin fines de lucro han proveído de equipo y material purificador para la asepsia respectiva de los vehículos y edificios.

“Hemos tenido donaciones de mascarillas, guantes, gel antibacterial y otros insumos que nos han ayudado adoptar todas las medidas de prevención”, manifestó.

José Salanic, de la sub estación del Municipio de Cantel, explica que para proteger a su familia utiliza guantes y la mascarilla recomendada, además, cada vez que llega a su hogar,  pasa por un periodo de desinfección.

“El cambio de ropa al llegar a casa es muy importante, retiramos el calzado y este pasa por una breve limpieza con desinfectante, el lavado de manos y si es posible un baño antes de saludar y abrazar a los hijos y la esposa”, comenta Salanic.

José Salanic, caballero galonista, agrega que durante el tiempo que se encuentra en servicio, el uso de gel antibacterial se ha convertido en una de las armas principales para enfrentar el virus, “lo usamos para limpiar la cabina de los vehículos, cada vez que nos subimos en ellos, utilizamos guantes cuando vamos a cubrir una emergencia y por supuesto la mascarilla”, resaltó.

De igual forma los Bomberos Municipales Departamentales, se han preparado recientemente obtuvieron trajes especiales para utilizarlos en el momento que sea requerido, cuentan con desinfectante en gel, mascarillas y guantes para estar lo más protegidos posibles debido al acercamiento que tiene con gran parte de la población.

El director Regional, concluyó que los trajes descartables, consisten en filipinas y pantaloncillos, que van debajo de los overoles que también son descartables, guantes y cubre botas.

“Como nosotros no estaremos en atención directa a los pacientes positivos de covid-19, no necesitamos conservar esta indumentaria, por eso también hemos recibido instrucciones específicas para la manipulación de estos una vez se hayan utilizado, tenemos un protocolo que seguir para descartar los trajes”, puntualizó.

“Hemos tenido donaciones de mascarillas, guantes, gel antibacterial y otros insumos que nos han ayudado adoptar todas las medidas de prevención”

Raúl Izas
Director Regional de Bomberos Voluntarios