Un grupo de sindicalistas de la Municipalidad de Quetzaltenango se presentó a la sede departamental de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), debido a que existe la posibilidad de que los trabajadores ediles reanuden labores esta semana, contrario a lo que estableció el presidente Alejandro Giammattei. 

Por José Racancoj

Los trabajadores señalaron que en lo dispuesto por el mandatario se suspendían con goce de salario todas las actividades laborales del sector público y privado y solo debían trabajar las oficinas o dependencias que prestaran un servicio básico necesario.

“Nos hemos enterado que el alcalde (Juan Fernando López) y el Concejo citaron a directores y jefes de dependencias y empresas municipales, donde se les informó que el personal municipal debe reanudar actividades laborales”, explicaron los empleados. 

“Ayer planteamos, como sindicato, que debe laborar el personal de dependencias donde hay servicios esenciales, como energía eléctrica, agua, drenajes”, explicaron. 

Según los sindicalistas, la reactivación del área administrativa en la comuna motivará a que más personas salgan de sus hogares y tengan una vida cotidiana tranquila, sin pensar en la pandemia. Además, esto atenta contra la salud y vida de los trabajadores ediles, aseguraron. 

Los trabajadores pidieron la intervención de la PDH, y aseguraron que mañana se presentarán ante el Ministerio Público para denunciar. 

La disposición gubernamental de suspender las actividades laborales en diferentes sectores tiene vigencia hasta el próximo domingo 19 de abril.