Recientemente un grupo de profesionales en química y biología presentaron un proyecto ante la Senacyt, en el marco del “Reto de Innovación Abierta COVID-19”, del cual salió seleccionado.

René Osberto Aguilar, junto al Vicepresidente de la República Guillermo Castillo, durante la entrega del reconocimiento “Reto de Innovación Abierta COVID-19”

Por Mirna Alvarado

El propósito del proyecto denominado Tami-Tansfusión Autóloga, es inactivar la carga viral del covid-19 y fortalecer el sistema inmunológico del portador, este pretende ser una alternativa y curar la enfermedad en 72 horas.

El químico biólogo René Osberto Aguilar, quien dicho sea de paso tiene más de 20 años de experiencia, es quien encabeza este grupo de profesionales oriundos de Quetzaltenango, trabajaron el proyecto Tami-Transfusión Autóloga para pacientes de covid-19

Se recibieron 234 proyectos, de los cuales se seleccionaron siete, fueron entregados al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social para su consideración e implementación, de igual forma se hicieron tres menciones honoríficas.

Este es el premio recibido por el equipo de investigadores, encabezado por el químico biólogo, René Osberto Aguilar de laboratorios Aguilar.

La Secretaria Nacional de Ciencia y Tecnología, Ana Chan, expresó que la intención del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología es dar respuesta desde la comunidad de investigadores, científicos y emprendedores a las múltiples necesidades que enfrentamos los guatemaltecos, dirigimos nuestros esfuerzos a mejorar la capacidad de respuesta del país ante la pandemia del covid-19.

René Aguilar junto a su equipo de trabajo integrados por Jimmy y Hans Chávez y Eddy Citalán, enviaron la propuesta, la cual fue misma que fue seleccionada dentro de siete proyectos finalistas.

De acuerdo con el biólogo René Osberto Aguilar, tanto él como su equipo de han trabajado durante siete años con este proceso, el cual ya ha sido probado en pacientes con diferentes enfermedades infeccionas, neumología, cirugía maxilofacial, reumatología, dermatología y en estabilización cromosómica aplicada a la inmunología.

“Es un procedimiento autólogo -se obtiene del mismo individuo que lo recibe- lo que hacemos es extraer una unidad de sangre del paciente, se separa en sus componentes. Usamos el plasma rico en plaquetas del mismo paciente para que se vea beneficiado de sus afecciones virales”, explicó René Aguilar.

Aguilar es químico biólogo molecular egresado de la Universidad de San Carlos de Guatemala, mencionó que tras el proceso físico químico inmunológico se realiza para degradar el virus y este quede dentro del paciente de una manera neutralizado y al momento de re trasfundir la sangre al cuerpo el virus quede muerto y el paciente se pueda autoinmunizar en 72 horas.

Aguilar refiere que un paciente inmunizado se convierte en un agente sanitario, pues al momento de reunirse con otros pacientes, los podrá inmunizar debido a que llevará la carga del covid-19 de una manera neutralizada, “incluso en un futuro puede ser donador para genera un cura que podría ser utilizada en pacientes infectados”

“este procedimiento no tiene ninguna contra indicación. Solo que el gradiente (proporcionalidad) y temperatura junto a las reacciones químicas e inmunológicas necesarias para que cuando cuándo el virus ingrese al cuerpo entre neutralizado, de esa manera el cuerpo puede general anticuerpos que forme su propia vacuna”, resaltó Aguilar.

Sobre el reconocimiento

“El gobierno convocó a investigadores guatemaltecos que quisieran presentar un proceso de investigación para detener el coronavirus. Gracias a Dios fuimos seleccionados, ya tuvimos platicas con el presidente Alejandro Giammattei y el vicepresidente Guillermo Castillo para que se analicen el proyecto con el Ministerio de Salud”, dijo Aguilar.

Aunque todavía no se tiene clara si será utilizado en pacientes de covid-19, los científicos Quetzaltecos se muestran optimistas, aseguran que aún falta hacer algunas entrevistas para aclarar aspectos, sin embargo esperan que se pueda avalar para comenzar a poner en práctica.

“Se ha hecho pruebas con procesos infecciosos tipos virales con pacientes acá en Quetzaltenango, nos lo han pedido varios médicos y ha funcionado. Ahora falta probarlo en pacientes con covid-19. Estamos pendiente del análisis que hagan las autoridades”, resaltó.

Este proyecto ha sido enviado a la Embajada de Estados Unidos para su análisis de esa cuenta establecer si hay posibilidad de viajar a ese país y compartir su procedimiento.
Este lunes, los profesionales brindarán más detalles de su investigación en rueda de prensa, la cual se realizará en un restaurante de la zona 3 de Quetzaltenango, la intención es difundir el trabajo y alentar a otros profesionales a investigar e inventar proyectos que sirvan a mejorar la calidad de vida de la población, especialmente en este momento en que Guatemala se encuentra afectada por la covid-19.