Monseñor pide al gobierno permiso para celebrar actos religiosos

1986

Mario Alberto Molina Palma, arzobispo de los altos hizo un llamado al gobierno para permitir que los feligreses regresen a las iglesias, con el compromiso de cumplir con todas las medidas de salud y prevención.

Moseñor Mario Alberto Molina Palma, en la casa pastoral de la Catedral Metrópoli de los Altos (foto archivo)

Por Mirna Alvarado

Monseñor señaló que si el ejecutivo ha considerado que los bancos, mercados y farmacias estén abiertas, porque no permitir la apertura de las iglesias.

“Comer, ir al mercado, ir a los bancos son actividades de primera necesidad, pero las reuniones religiosas también son parte fundamental de las necesidades de los seres humanos, por eso pedimos que el gobierno permita la congregación de la feligresía a las iglesias”, aseguró.

El religioso advierte que una de las medidas de prevención que se puede utilizar si el gobierno aprueba la petición, poner seis metros de distancia física entre una y otra persona.

“El culto católico requiere presencia física, corporal, porque el culto no es solo transmisión de ideas, es también acción, si se va a eucaristía se va a comer el Cuerpo de Cristo, si es un bautizo hay que mojar al niño, y si es un enfermo hay que ungirlo con aceite, entonces para celebrar el culto católico es necesaria la presencia de la persona y se convierte en una primera necesidad”, refirió Molina Palma

El arzobispo metropolitano, agregó que así como en los bancos se regula la entrada, en la iglesia también se puede adoptar esa metodología, “se puede hacer que entren 50 una vez y en la siguiente otras 50 personas, mi solicitud a la ciudadanía es para que hagamos esta petición conjunta a las autoridades”, puntualizó.