A poco tiempo de concluir el cuarto mes del año, el mandatario brindó detalles importantes sobre el avance de la enfermedad en Guatemala y de las medidas que han tomado para reactivar la economía y responder a lo que pueda venir.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente 

Giammatei indicó que durante 30 o 40 años, se ha mantenido un monopolio por parte de una empresa que ha llegado al punto de manifestar que las tuberías del parque de La Industria están podridas.

“Todo esto lo han dicho por el simple hecho de que nosotros no les hemos comprado a ellos esos respiradores”, resaltó el mandatario.

El toque de queda y otras restricciones que ha sugerido, han mantenido cierta inquietud en algunos sectores.

“Hemos encontrado una clase empresarial que ha ayudado mucho. No hemos tenido que comprar camas, hemos recibido casi Q150 millones en donativos para responder a esta emergencia”, añadió Giammattei.

Respecto a algunas restricciones tomadas, mencionó que la más difícil fue el cierre de las escuelas, ya que muchos niños el único plato de comida que reciben es el que se les brinda en esos establecimientos.

Sobre la reactivación económica, manifestó que tienen contemplado seguir un protocolo. Para la reapertura de los centros comerciales, indicó que no permitirán que los cines y estaciones de comida estén abiertos, además de evitar las aglomeraciones en el interior del mismo. Para las escuelas, colegios y universidades, también tienen establecidos ciertos lineamientos.

“Debemos entender que es una emergencia mundial, me ha tocado enfrentar una crisis que también han enfrentado 190 países”, agregó.

Un punto importante que resaltó es que están analizando la posibilidad de fabricar mascarillas en el país; una fundacion española donaría fondos para traer desde Taiwán una maquina que produce 150 mascarillas por minuto.

Tambien señaló que están viendo la opción de fabricar trajes especiales.

“Estamos viendo que se puedan hacer acá los trajes para atender estos casos, bajo un costo de Q267 o Q280. Los trajes serían reutilizables”, concluyó el presidente.