Las hermanas Silvia y María Ixcot, se dedican a vender tortillas, sin embargo desde el Estado de Calamidad a causa de la Covid – 19, no han podido trabajar más lo que les ha generado problemas económicos.

Las hermanas Ixcot, en las afueras del edificio de gobernación departamental, a donde acudieron en busca de información sobre los aportes alimenticios.

 

Por Mirna Alvarado

Las hermanas Ixcot, viven en el barrio las Flores de la zona 1 de Quetzaltenango, llevan más de un mes sin tener ingresos para su sustento, esperan que el gobierno central las pueda ayudar e integrarlas en los listados de beneficiarios de los programas sociales.

Silvia y María Ixcot, vendían tortillas en la 15 avenida y calle Rodolfo Robles de la zona 3, pero ahora ya no cuentan con el tiempo suficiente para vender porque el mercado la Democracia se cierra a medio día. “Esa es la hora en que nosotros vendemos más porque es la hora del almuerzo”, aseguran.

La crisis alimentaria ha llegado a sus puertas, hasta ahora no saben cómo salir adelante tampoco saben a quién o donde obtener información sobre la ayuda que ha prometido el gobierno central.

Las hermanas Ixcot, llegaron a la gobernación para pedir información para poder ser parte de los beneficiarios.

“Venimos a gobernación y nos dijeron que aquí no pueden ayudarnos en nada, ahora vamos a la municipalidad porque el gobierno dijo que los alcaldes tienen la responsabilidad de coordinar la ayuda, esperamos de verdad que nos apoyen”, dijeron las hermanas.

Así como las hermanas Ixcot hay muchas familias que no cuentan con ingresos en estos días, pues negocios han cerrado o simplemente ya no pueden vender sus productos a causa de las medidas de contención del covid – 19.