Conozca la historia de la familia López Cabrera, quienes días antes de que iniciarán las medidas de prevención por la pandemia, perdieron su hogar a consecuencia de un incendio.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente 

Madre de tres hijos y responsable de sus padres de familia, Elizabeth Cabrera comenta que su vida cambió a raíz del siniestro que consumió por completo su casa y todas sus pertenencias.

Con lágrimas en el rostro, Elizabeth comentó también perdió su empleo a consecuencia del Covid-19.

“Yo era empleada doméstica, pero ante lo que está pasando, mis patrones me dijeron que no podía continuar”, comentó.

Sus hijos: Dylan (2 años), Henry (4), y Efraín (5), comparten un mismo techo junto con sus padres (María Cabrera y Juan López), quienes también viven con ella.

“Al ver lo que le sucedió a nuestra casa, la Municipalidad de San Mateo nos construyó un pequeño cuarto con láminas, que es el que utilizamos para dormir, pero realmente es incómodo, es muy pequeño y ahora que iniciar el invierno, tenemos miedo que se derrumbe, ya que estamos cerca del barranco”, añadió Elizabeth.

Por ahora, su hogar temporal está construido en Santucur, de la zona 1 de San Mateo, a tres cuadras de la iglesia católica de ese municipio.

Los interesados en contactarla para brindarle un aporte pueden llamarla al: 37296940.