La pareja de ancianos cuentan con un techo seguro, tras estar a punto de ser desalojados por no tener dinero para pagar el alquiler de una improvisada habitación ubicada en un parqueo de vehículos en el que residían desde hace cuatro meses.

Los esposos Cayax Morales en su nueva casa

Por Mirna Alvarado/ LaPrensa.com.gt

Hoy José Cayax sonríe y se muestra tranquilo, su rostro cambio, ya no es el mismo de hace un par de semanas atrás cuando les notificaron que debían desalojar el lugar donde se encontraban.

Su frustración era bastante porque desde hace unos años su esposa Blanca Morales es quien se encarga de los gastos y el pago de alquiler porque él padece de una enfermedad cardíaca que le impide trabajar, a lo que se sumó la crisis por covid-19 y Morales se quedó sin empleo.

Esta pareja no tuvo hijos y tampoco les quedan otros familiares a quien pudieran acudir, su historia se difundió entre vecinos de la colonia San Antonio Zona 7 de Quetzaltenango.

“Yo trabajo en oficios domésticos, pero por esta enfermedad la gente con quienes trabajo me dijeron que mejor ya no saliera por mi seguridad, tengo un poco más de dos meses de no tener ingresos y eso nos afectó porque se nos terminó el recurso económico”, dijo Morales.

Los ancianos debían reunir Q500 para la renta de un parque de vehículos donde se había improvisado un cuarto, ahora la situación ha cambiado, gracias al buen corazón de un quetzalteco que reside en la ciudad capital.

“Fue gracias a una señorita de aquí de la colonia, no le sé el nombre pero ella nos contacto y el domingo me llamaron para venir a ver la casa, la casa es de don Francisco García, vecino de la zona 8 que trabaja en Guatemala”, dijo Blanca Morales.

“Desde el lunes estamos aquí nos sentimos muy contentos porque ahora nos podemos levantar tarde sin que nadie se meta, estamos muy agradecidos con la familia que se ha portado bien con nosotros y también con todos los vecinos que nos han ayudado”, asegura Morales.

El apartamento cuenta con una cocina, baño, un dormitorio y patio, “tiene todo lo que yo quería, es un lugar tranquilo”, explicó.

Además de sentirse felices por tener un lugar donde vivir, esta pareja manifestó su agradecimiento por los alimentos y medicamentos que recibieron. “Ahí está él sonriendo, estamos muy contentos”, refirió Morales.

“Creemos que con lo que tenemos vamos a poder sobre vivir en todo el tiempo que tenemos que estar encerrados”, afirmó.

 

 

 

 

José Cayax en un recorrido por su nuevo hogar

Blanca Morales, comenta que antes pagaba Q500 ahora paga Q400, pero los dueños de la casa son atentos y siempre están pendientes de su bienestar.

Por ahora esta pareja de ancianos no tiene de que preocuparse, pues ya cuentan con un techo seguro y con alimentos suficientes. “Yo quisiera decirles a las personas de buen corazón que si tienen deseos de ayudar que hagan sus donaciones a otras personas más necesitadas que nosotros, porque sabemos que hay gente que está mucho peor que yo”, indicó.

Quienes deseen apoyar a esta pareja lo pueden llegar a su nueva casa ubicada en la 7ma. Calle diagonal 82, zona 8 Las Tapias o llamar al teléfono 58468868.

La pareja manifestó su agradecimiento con todas las personas que acudieron al llamado de auxilio, pues es a ellos a quienes les deben su felicidad, dijeron