La prioridad de esta familia quetzalteca ha sido compartir con personas de la tercera edad y con discapacidad, a quienes buscaron en sus hogares.

Por José Racancoj

Muestras de solidaridad y empatía se han multiplicado en los últimos días en Xela y Guatemala debido a la crisis originada por el covid-19. 

Este es el caso de siete primos quetzaltecos, integrantes de la familia López, quienes con ayuda de otros familiares y conocidos, se unieron para compartir víveres con 22 familias necesitadas, principalmente personas de la tercera edad y con discapacidad. También con madres solteras e incluso con personas del circo.

Durante tres semanas, desarrollaron la logística para recaudar dinero y víveres, además de recopilar la información de las personas a quienes se les entregaría la ayuda. “Algunos tíos y conocidos nos buscaron y nos depositaron, incluso desde Canadá y la capital, otros nos compartieron víveres, e hicimos una lista para saber las necesidades de cada familia”, explicó Gabriela González, quien fue parte de esta iniciativa. 

González explicó que ellos buscaron a cada familia en su hogar, a donde les llevaron una bolsa con víveres, así como productos de higiene, e incluso pan fresco. Cada bolsa iba acompañado de un mensaje positivo y recomendaciones para el lavado de manos, uso de mascarillas y otros. “Además de darles palabras de ánimo, oramos por cada familia”, apuntó. 

Esta no es la primera vez que esta familia realiza este tipo de acciones, pues en otras ocasiones, como Navidad, comparten con personas necesitadas. 

Interprete de señas
A los jóvenes los acompañaba Heidy Cano Galindo, actual Señora Quetzaltenango y quien es familiar de ellos, para apoyarlos como intérprete en lenguaje de señas, pues algunas de las personas beneficiarias tienen deficiencia auditiva. 

Cano refirió que ella ha trabajado este tipo de voluntariado con asociaciones, con vecinos y su familia.