El jefe edil de Xela considera que si no se toman las acciones necesarias “vamos a morir muchísimos” por la pandemia del covid-19.

Juan Fernando López, alcalde de Xela.

Por José Racancoj

Autoridades municipales temen que el coronavirus se extienda en la ciudad de Quetzaltenango ante el relajamiento de la población. “En la ciudad habíamos estado con bastante rigor, pero la gente se relajó”, comentó el alcalde altense Juan Fernando López. 

JF, como también es conocido el jefe edil, insistió en que se necesitan medidas más drástica por parte del Ejecutivo para contener la pandemia, entre ellas el confinamiento total. 

“Yo se lo pedí al presidente (Alejandro Giammattei), que nos confinara de 3 a 4 días. Hoy es el momento, yo no lo puedo hacer, aunque tengo la autonomía eso lo debe hacer el presidente”, señaló el alcalde. 

Además, advirtió que si la gente continúa sin obedecer “vamos a morir muchos”. Hasta anoche, en Guatemala se reportaban 1 mil 114 casos de covid-19 en el país, de los cuales 26 han fallecido. 

El alcalde insistió en que se requiere un toque de queda total e hizo referencia a que España y otros países lo han hecho. “Nosotros no podemos darnos el lujo de relajarnos, de lo contrario vamos a morir muchísimos si no tomamos acciones”, apuntó. 

De esta petición que el hizo al presidente, el jefe edil no ha recibido respuesta alguna. 

El alcalde agregó que por parte de la comuna han reforzado acciones como los operativos en los ingresos a la ciudad, además, se firmó un documento que se envió a la Policía Nacional Civil para que apoye con más elementos en las acciones que se realizan en los mercados, accesos al municipio y en los parques. 

Juan Fernando López -al centro- durante la reunión del Centro de Operaciones de Emergencia Municipal.

Evalúan a empleados
Autoridades municipales también dieron a conocer que cada día se están enviado al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) a 32 trabajadores ediles, para que sean evaluados y se les vacune contra la influenza.