Vecinos del Sector Campo Fútbol, Escuela Fidel Esteban Rodas Olintepeque, denuncian que desde hace dos semanas las autoridades municipales iniciaron un proyecto de circulación con el que cierran el paso a 11 familias.

Esta es la cerca que colocó el personal municipal de Olintepeque, el cual está provocando problemas para la locomición de varias familias del sector

Por Mirna Alvarado

Las autoridades municipalidad circularon el Campo de Fútbol de ese sector, el cual ha sido de uso público, de los vecinos del lugar, los trabajos han afectado a 11 familias de igual número de viviendas, pues les han dejado sin acceso.

Los vecinos por medio de un escrito hacen ver que la circulación de ese campo, deja sin acceso a un aproximado de 60 personas, la calle ha sido utilizada desde hace 35 años y nunca les habían prohibido el paso por el lugar.

De acuerdo con los comunitarios, llevan varias semanas pidiendo a las autoridades municipales que se busque una solución a la problemática, sin embargo hasta ahora no han tenido respuesta alguna.

Esta es la estructura que se usó para la circulación de ese campo

Aseguran que en ningún momento se les notificó del cierre del campo y de la calle que utilizan para entrar y salir de sus viviendas, “no se nos presentó una alternativa para mantener la movilidad, el alcalde no nos ha atendido”, señala el documento.

Los vecinos señalan que está práctica deja mucho que desear, considerando que las autoridades municipales han iniciado proyectos sin consultar a la población, cometiendo arbitrariedades en contra de las comunidades.

“No nos dejaron siquiera el paso peatonal”, dicen los vecinos en la denuncia, donde también hacen un llamado a la Procuraduría de los Derechos Humanos para dar acompañamiento al proceso y verificar la violación a su derecho a la libre locomoción.

Esta es uno de los accesos afectados tras la circulación que realizaron las autoridades municipales de Olintepeque, quienes hasta ahora no han dado respuesta alguna a los vecinos

“El llamado es hacia esta entidad, porque los juzgados de paz se encuentran cerrados y hace más difícil el proceso de denuncia”, aseguran.

Se intentó obtener la versión del alcalde de Olintepeque Carlos Baten sin embargo no respondió a las llamadas telefónicas.