A través de una videollamada, el Concejo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) aprobó las modificaciones para la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente 

A la espera de que los índices de la pandemia del Covid-19 disminuyan para reanudar las actividades deportivas, el ente disciplinario inicia a planificar cuáles podrían ser las medidas a tomar para continuar con los protocolos de seguridad.

Como primer punto, indicaron que está prohibido que los futbolistas escupan, ya que esto sería una probabilidad de contagio del virus.

A esto se suma que no permitirán que los protagonistas de la cancha besen la pelota, intercambien banderines o camisetas.

Cada persona que esté fuera de la línea que marca el rectángulo de juego deberá utilizar mascarilla y todos deberán someterse al control de temperatura.

Anunciaron que reducirán en un 30% las futuras multas que puedan sufrir los clubes, y también habrá más cambios.

Habrá oportunidad de realizar cinco variantes en la reanudación de la etapa de complemento. Algunos más en la ronda de octavos de final y tres para cuartos de final y semifinales.

El presidente de la entidad, Alejandro Domínguez, aseguró que el objetivo es que los torneos puedan realizarse y que será fundamental que exista libre tránsito entre todos los países.

De momento, Boca Juniors, River Plate, Tigre, Racing, Defensa y Justicia, son protagonistas de la fase de grupos de la Copa Libertadores con dos partidos jugados.

Mientras que Atlético Tucumán, Vélez, Lanús, Unión e Independiente, esperan rivales en la segunda ronda de la Copa Sudamericana.