Anoche, en el interior de su vivienda, fue localizada sin vida María Ester García Salas, esposa de Sergio Morales, extitular de la PDH.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente 

Según Morales, ella contaba con seguridad a consecuencia de las amenazas intimidantes que había recibido, producto de una extorsión.

Según el reporte de los bomberos, García Salas presentaba señales de estrangulamiento, y no se localizó ningún objeto que indicara que ella misma se hubiese lastimado.

El exfuncionario manifestó que no escuchó ningún ruido que lo alertara, y fue hasta que su hija encontró el cuerpo cuando se percató de lo sucedido.

“Yo también tengo medidas de seguridad. Hay un policía en casa y no se dio cuenta. Tengo 11 perros, pero ninguno ladró”, relató Morales.

El cuerpo de García Salas fue localizado en el interior de su vivienda ubicada en el kilómetro 32 de Santa Lucía Milpas Altas, camino hacia Bárcenas, Villa Nueva.

Esta es la segunda vez que el exfuncionario se encuentra en una situación de esta índole, ya que en 2009, su exesposa, Gladis Monterroso, fue secuestrada.