El toque de queda y otras restricciones han causado que las denuncias por delitos de violencia sexual, explotación y trata de personas disminuyan en un 60 por ciento. 

Por José Racancoj

Aunque el número de denuncias se haya reducido, esto no significa que la comisión de los delitos haya disminuido, sino que estos siguen latentes.

Esto lo dio a concoer la Secretaria contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (SVET) en el Occidente, que realiza un monitoreo del indice de denuncias de los delitos VET (violencia sexual, explotación y trata de personas) para contar con estadísticas más actualizadas y acertadas. 

De momento se ha determinado que las denuncias han disminuido en un 60 por ciento, y no porque los casos se reduzcan, sino a causa de las restricciones que se han implementado para contener el covid-19, como el toque de queda. 

Édgar Leiva, consultor de la SVET Occidente, explicó que ahora que las personas están encerradas en casa no tienen tanta facilidad para denunciar. “Aunque no se denuncia como es regular, no podemos decir que los delitos no están sucediendo”, explicó Leiva, al momento que recordó que las denuncias también se pueden realizar vía telefónica o por medio de aplicaciones que han dispuesto entidades del sector público.

“Estamos tratando de cooperar con todos, actualmente estamos trabajando con la Policía Nacional Civil para que puedan reproducir audios de prevención en las radiopatrullas durante el toque de queda y que las personas se animen a denunciar, especialmente hacemos el recordatorio a la población que la denuncia es gratuita y puede ser anónima”, refirió Leiva. 

Actualmente la SVET también está distribuyendo guías informativas de prevención con recomendaciones para que los padres de familia puedan vigilar y estar al tanto de lo que están viendo sus hijos en Internet.