El mercado La Democracia volvió a abrir sus puertas este martes, justo una semana después de haber cerrado al confirmarse un caso de covid-19 en una vendedora. 

Por José Racancoj / Con información de Marina de Paz

Los vendedores de este centro de compras de la zona 3, el segundo más grande de la ciudad altense, retomaron este día sus actividades, sin embargo, la afluencia de compradores no fue la esperada. 

De acuerdo con comerciantes, esto se debe a que la confianza de la población mermó tras el caso de covid-19 registrado en dicho mercado. 

“Lamentamos todo este hecho, donde supuestamente una de nuestras compañeras salió afectada. Nosotros hubiéramos querido que se identificará al menos el nombre del negocio, si fue cierto” el caso de coronavirus, indicó Carlos Coyoy, representante de los vendedores.

Agregó que esta situación, que se ha ido agudizando desde el comienzo de la crisis en marzo pasado, ha sido “un duro golpe para nuestra economía. Si podemos ver hoy, los pasillos están vacíos, pero estamos con el ánimo de continuar, somos quetzaltecos y somos luchadores”, refirió Coyoy, quien apuntó que los vendedores tienen compromisos con proveedores. 

Coyoy recordó que durante esta semana el mercado fue desinfectado en dos ocasiones y que este proceso continuará durante los siguientes días. 

Fortalecen medidas de prevención
Comerciantes indicaron que han fortalecido las medidas de higiene en el mercado. Flory Castro, vendedora de productos de consumo diario, explicó que cuentan con alcohol en gel, mascarillas, además se realiza limpieza constante con cloro que se trata de despachar rápido para evitar concentración de gente. 

Jorge Coyoy, carnicero, dijo que en su caso ha implementado una alfombra con cloro para los compradores, además de mantener otras medidas. “Estamos trabajando en el nombre de Dios, se tomaron cinco días para sanitizar el mercado”, refirió. 

Este día también se habilitaron los mercados de Las Flores, Trigales, y el centro comercial municipal de la zona 1, así como el Minerva, donde los vendedores irrespetaron las disposiciones municipales de cerrar estos centros.