Directores de los hospitales de públicos de Quetzaltenango, expusieron al gobernado Erick Tzún de León, la urgencia de que los municipios cuenten con un área destinada para sepultar a fallecidos por Covid-19

Por Mirna Alvarado

Durante una reunión con directores de los hospitales nacionales del departamento y del Área de Salud, se planteo al recién estrenado gobernador, para que como máxima autoridad departamental solicite a los alcaldes, la ubicación de terrenos comunales que puedan ser vir para sepultar a los fallecidos por Covid-19.

“Las personas que tienen nichos, panteones o algún espacio familiar ya preparado no tienen problemas, pero aquellos que no son de la comunidad, o del departamento, o no tengan donde ser sepultados, son los que nos preocupan”, dijo el director del Área de Salud Juan Nájera.

Nájera expuso que se debe contar con un sito específico tomando en cuenta que los protocolos de salud establecen que los fallecidos por Covid-19 deben ser enterrados de inmediato, además se consideró que los cementerios municipales ya están sobre su capacidad lo que hace importante la búsqueda de terrenos.

Los galenos presentaron la propuesta al gobernador, para que sea él quien haga el requerimiento a las comunas como presidente del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), de esa manera los alcaldes puedan identificar los terrenos comunales lo más pronto posible.

“La idea es que cada municipio cuente con un lugar exclusivo para sepultar a las personas que mueran a consecuencia de Covid-19”, señaló el director del Hospital Regional de Occidente.

Además se pidió al gobernador que, solicite a los alcaldes que implementen los protocolos de la Organización Mundial para la Salud, correspondiente a los tiempos para inhumar a os cadáveres.

“Deben permitir que las sepulturas se realicen de inmediato, además deben prohibir la realización de sepelios o actos religiosos, para que se pueda evitar ser un foco de contagio”, señala Nájera.

Nájera explico que las municipalidad no tienen deben preocuparse por construir grandes muros perimetrales, “no es necesario, basta con que el área sea delimitada, para que el acceso sea controlado, también sugiere que los empleados municipales a cargo de esos nuevos campo santos deben iniciar las excavaciones de las fosas.

Según lo expuesto el aumento de los casos de Covid-19 en el país, motivaron a los galenos a presentar la propuesta de carácter urgente, pues según el comportamiento de la enfermedad, se prevé que en las próximas semanas se registren un repunte que puede traer consecuencias fatales.

“Este comportamiento debe ser considerado, para la habilitación urgente de esos espacios”, resaltó Nájera.

El Área de Salud inició la semana pasada, el proceso para comprar 150 bolsas para el manejo de cadáveres, las cuales serán distribuidas a los municipios del departamento.