Una encuesta presentada y realizada por el CACIF destaca aumento en la cantidad de empresas que están operando de forma parcial, lo que repercute en la caída de ventas y desempleo.

Foto ilustrativa

Por Mirna Alvarado

Los impactos de la crisis sanitaria de marzo y abril se manifiestan en los datos obtenidos y consolidados por los empresarios, el 78 por ciento de los encuestados la semana pasada afirmó que en abril sus ventas fueron más bajas comparado con los reportes del mismo mes del año pasado, a pesar de ello una de cada tres empresas esperaba una leve recuperación en mayo.

De acuerdo con el documento las medidas de confinamiento y el cierre de actividades no esenciales, hasta ahora “no tiene un impacto grave” en el aparato productivo del país, dijo Roberto Ardón, director ejecutivo del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), al presentar los resultados de la III Encuesta para medir el impacto del coronavirus en las empresas.

Sin embargo la caída en las ventas es una situación preocupante por el impacto que tiene en la liquidez de las empresas, Ardón resalta que 9.8 por ciento de las empresas confirmo una caída del cien por ciento y el 26 por ciento de los encuestados dijo que sus ventas cayeron 50 por ciento.

Lo que supone que afectará los ingresos fiscales, hasta abril la brecha registrada por la Superintendencia de Administración Tributaria era de Q799.7 millones, pero este mes (mayo) se podría ampliar por los resultados negativos.

La encuesta revela que seis de cada 10 empresas tiene problemas de liquidez, pero el 44 por ciento espera que esta situación empeore en los siguientes dos meses.

La recopilación de datos se realizó en abril pasado, hasta ese entonces cinco de cada 10 empresas operaban de forma parcial, la cifra ha ido en aumento en el último mes, al igual que las empresas que tienen una operación normal.

Las empresas han ido encontrado diversas formas para operar, explicó Ardón. Algunas de las medidas que han adoptado son brindar el servicio de transporte a los trabajadores, por ejemplo, horarios escalonados, recurrir a pagos diferidos, entre otros.

Seis de cada 10 empresas han solicitado la suspensión parcial de la planilla de trabajadores y el 46 por ciento respondió que optó por esta medida antes que recurrir al despido de personal.

La encuesta abarco empresarios de varios sectores por lo que se determinó que los más afectados son hoteles, restaurantes y servicios turísticos, le siguen el comercio debido a que permanecen cerrados los centros comerciales.

Economía y bioseguridad

Nils Leporowski, presidente del CACIF, refirió que se han presentado los protocolos de bioseguridad, como parte de los planteamientos para la reactivación economía la cual debe ser de forma ordenada y por etapas.

Según la encuesta, el 81 por ciento está preparado para retomar las actividades, el cuatro por ciento aún no y el 15 por ciento no sabe si está listo para abrir. Bioseguridad, mercadeo digital, la nueva normalidad en el sector de restaurantes, el teletrabajo y los protocolos de higiene.