Representantes de las asociaciones de transportistas y alcaldes coinciden en la implementación de mesas de trabajo para determinar los pasos a seguir para la reactivación del transporte extraurbano, urbano e interurbano.

Fabricio Pagurut delegado nacional de la Dirección General de Transportes de Guatemala (DGTG), durante su intervención en la reunión con alcaldes de Quetzaltenango.

Por Mirna Alvarado

Representantes de la Dirección General de Transportes, de las asociaciones de transportistas, alcaldes y autoridades departamentales sostuvieron una reunión de información para socializar algunas disposiciones que se deben seguir de cara a la posible reactivación del transporte.

El delegado regional de la Dirección General de Transportes (DGT), Giovanni Vásquez, explicó que el objetivo de la reunión fue la consulta de las posibles medidas que se puedan ejecutar, de lograr la circulación del transporte urbano y extraurbano, en la reunión se resaltó la implementación de los protocolos recomendados por el Ministerio de Salud Pública y aquellos que dicte el Gobierno Central.

“No traemos documento, pero ya se tiene y se está analizando en la ciudad capital, ahora estamos buscando la opinión de las autoridades locales (alcaldes), sobre la apertura del transporte y la reactivación económica de este sector”, señaló Vásquez.

José Méndez representante de la Asociación de Transporte Extraurbano con ruta de Quetzaltenango hacia la costa sur dijo que en abril pasado se solicitó a las autoridades municipales de Quetzaltenango, una mesa de trabajo para determinar de qué manera se reactivará el sistema de transportes.

“Hay que considerar que todos los municipios son diferentes y no se puede implementar un solo protocolo para todos, además hay varias clases de transportes por eso hay que ajustar las medidas a cada unidad (bus)”, aseguró Méndez.

Algunos alcaldes toman nota de lo que los delegados de Transportes plantean, durante la reunión sostenida este miércoles en el salón de Gobernación Departamental.

En tanto que el alcalde de Quetzaltenango Juan Fernando López, comentó la reactivación del transporte público será un poco difícil, tomando en cuenta que la población y los transportistas no han cumplido con evitar la sobre carga de los buses.

“No hacían caso antes de la pandemia, ahora esta complicado creer que cumplan con las medidas sanitarias, por eso es necesario que haya un documento base, analizarlo y ajustarlo a cada lugar”, refirió.

Julio César Xicay, alcalde de Zunil, manifestó que esta reunión fue una lluvia de ideas sin fundamento, “los delegados no trajeron nada y eso conlleva más tiempo para armar la propuesta, no se puede permitir la circulación de unidades bajo las circunstancias actuales”, indicó.

“Acordamos que los delegados de Transportes lleguen a cada municipalidad, para unificar los criterios o protocolos, porque cada municipio tiene sus propios problemas, tenemos que darle el tratamiento adecuado para que no exista aglomeración de personas”, afirmó Felix Marroquín alcalde de San Juan Ostuncalco.

En la mesa principal el Gobernador Erick Tzún, propuso las mesas de trabajo municipales.

En tanto que el alcalde de Cantel, David Chojolán dijo que la apertura del transporte debe tomar todas las medidas de prevención, pero antes deben existir propuestas especificas.

“Hoy se planteo que se realicen mesas de trabajo en cada municipio para organizar o adecuar las disposiciones de gobierno a cada localidad”, añadió Chojolán

Abrahim Zelada, jefe edil de La Esperanza, pidió que en próximas reuniones puedan estar todos los sectores para manejar los mismos criterios. “Es importante que todos los involucrados estemos presentes porque para nadie es un secreto que los transportistas buscan que un bus de 20 pasajeros, se cargue a 40, eso se debe regular”, resaltó Zelada.

Fabricio Pagurut delegado nacional de la Dirección General de Transportes, explico que el documento base fue emanado del Ministerio de Salud, el cual pretende que en los buses se mantengan vigentes las recomendaciones de guardar el distanciamiento físico, el uso de gel, la desinfección constante de las unidades, entre otros.

“Básicamente es reducir a la mitad la carga de los buses, es decir que si un bus tiene capacidad para transportar 60 personas debe únicamente llevar 30, debe existir ventilación adecuada, el uso de la mascarilla, el gel en las manos y la desinfección en las suelas de los zapatos”, refirió Pagurut.

Hugo Arenales Gómez de la Asociación de Transportistas de Occidente, manifestó que la reunión fue positiva, ahora se encuentran pendiente de las disposiciones del Gobierno.

Respecto a la reducción de usuarios Arenales señaló que: “Estaríamos de acuerdo en que las unidades circulen solo con el 50 % de usuarios, siempre y cuando el Gobierno nos ayude, en la autorización de tarifas (posible aumento del costo del pasaje), o un subsidio y los insumos que debemos utilizar”, acotó