Una gigantesca columna de polvo viaja desde el desierto del Sahara, en África, hasta el continente americano, atravesando el océano Atlántico. Uno de los países a donde llegarán estas partículas es Guatemala. 

Imagen de la nube de polvo proveniente del desierto del Sahara, que llegará a Guatemala. Foto del astronauta Doug Hurley desde la Estación Espacial.

Por José Racancoj

Según el boletín especial de calidad del aire, emitido por el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), se espera que esta nube de polvo llegue a Guatemala a partir de este martes 23 junio.

Este es un fenómeno que ocurre cada año y que es monitoreado a través del Sistema de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), quien estará informando sobre la movilización de las partículas y de las condiciones que esto representa para el país.

De acuerdo con la Conred, durante los meses de junio y julio, se presenta en el país una alta concentración de polvo del continente africano, el cual es traído a Centroamérica y Norteamérica por las corrientes de aire.

“Cabe mencionar que este tipo de polvo puede ser dañino para las personas, plantas y animales, si la exposición es constante. Con respecto al ser humano, las principales complicaciones en la salud son: aumento e inconvenientes en casos de asma, infecciones respiratorias agudas, neumonitis y lesiones oculares”, explicó la Conred. 

El Ministerio de Salud y la Conred, hacen las siguientes recomendaciones a la población guatemalteca ante el ingreso del polvo al país:

  • Utilizar mascarilla.
  • Cubrir el agua de consumo.
  • Previo a barrer, rociar agua.
  • Utilizar lentes protectores.
  • Realizar sus actividades bajo techo mientras el fenómeno esté en el país.
  • Lavarse con abundante agua si presenta molestia en los ojos.