Una gran cantidad de basura, que fue arrastrada por las lluvias recientes, se acumuló en el río Xequijel, en el sector del barrio La Reforma, Olintepeque, Quetzaltenango.

Por José Racancoj

La basura que es arrojada o abandonada por la población en las calles, carreteras, bosques, centros de recreación, entre otros lugares, suele ser arrastrada por las lluvias hacia los ríos y posteriormente esta desemboca en lagos u océanos, lo que afecta la vida humana y animal. 

Un ejemplo de ello es la gran cantidad de desechos sólidos que fueron arrastrados por el río Xequijel, y que se acumularon en un taponamiento natural en el sector del barrio La Reforma, Olintepeque, Quetzaltenango. 

En ese punto se llegaron a acumular hasta 30 toneladas de desechos, los cuales fueron retirados este martes por personal del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y de la Municipalidad de Olintepeque.

El río Xequijel recorre los municipios de Cajolá, San Miguel Sigüilá, San Juan Ostuncalco, San Mateo, La Esperanza, Olintepeque, Quetzaltenango, y desemboca finalmente en el tío Samalá y este a su vez en el océano Pacífico. 

“Es importante que todos pongamos de nuestra parte para lograr disminuir la contaminación de nuestros ríos, lagos y océanos; trabajar en conjunto para que Guatemala se convierta en un país amigable con el ambiente y recuperar las cuencas, que por falta de educación ambiental se han convertido en basureros”, explicó el MARN en un comunicado, donde además pidió a la población depositar la basura en su lugar.